miércoles, 22 de agosto de 2012

Aristegui, admirable; Lozano y Calderón, miserables; Joaquín Vargas, no sé

Fui una de las tantas personas que protestaron cuando se despidió a Carmen Aristegui de MVS. Lo hice en Twitter y en las columnas que publico en internet. Estuve en la conferencia de prensa que ella dio y la vi, lo digo con franqueza, simple y sencillamente, admirable.
 
Hoy que el dueño de MVS, Joaquín Vargas, dio a conocer detalles de cómo ocurrieron las cosas, de sus charlas con gente de Los Pinos, sobre todo con Javier Lozano, acerca de cómo y por qué despedir a Aristegui, reitero lo dicho antes: Carmen es una mujer admirable, punto.
 
¿Y Javier Lozano? Un miserable del que no vale la pena hablar más. Es el caso de su jefe Felipe Calderón.
 
¿Y Joaquín Vargas? No sé, me quedan dudas acerca de si hizo o no lo correcto. Al final recontrató a Aristegui, pero lo hizo porque ni siquiera el acto de despedirle le estaba sirviendo con claridad para conservar su famosa banda 2.5. Antes de esto, se dejó presionar por el gobierno y echó a la periodista. No sé qué pensar del señor Vargas.
 
Es el breve balance que quiero hacer después de la conferencia de prensa de Joaquín Vargas.

2 comentarios:

Leopardo dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Natalia y ahora que ha terminado el sexenio de Calderón, la victoria para Carmen es rotunda como lo es la derrota para ese ex presidente y para Javier Lozano, su golpeador institucional.

Oscar Madrid dijo...

No sé qué pensar de Joaquín Vargas porque por un lado se le ha reconocido como un empresario valiente (palabras de Denise Dresser) y por otro, se le ha señalado como uno de los que acaparan (junto con gente como Azcárraga y Salinas Pliego), pero espero que el gobierno federal no lo perjudique, como intentó Calderón.