lunes, 9 de julio de 2012

Los apuntados para coordinar a la izquierda en el Senado

Ha empezado el debate por la coordinación de los Senadores de izquierda. En Milenio dicen que el marcelista Armando Ríos Piter quiere ese cargo. En el mismo medio se informa que también lo están buscando los lopezobradoristas Alejandro Encinas y Dolores Padierna. Otra apuntada es Angélica de la Peña, esposa de Chucho Ortega.

Ríos Piter dice que él merece la coordinación de izquierda en el Senado porque obtuvo más de 600 mil votos en Guerrero. Pero, si a esas vamos, apuntan en Milenio que el cargo debería ser de Alejandra Barrales por sus 2 millones 400 mil votos en el DF.

Yo agrego que los mismos votos que Barrales los consiguió también Mario Delgado, pero este con una ventaja sobre todos los demás: su experiencia y preparación en temas financieros y económicos.

El próximo Senado debatirá con intensidad las famosas reformas estructurales que Peña Nieto dice, va a lograr. La izquierda va a necesitar los mejores argumentos, por lo tanto a sus Senadores más capacitados, para imponerse en el debate.

Ríos Piter dirá que tiene experiencia legislativa, y es verdad. Pero está muy lejos de contar con las calificaciones técnicas de Mario Delgado.

Barrales dirá que ella coordinó muy bien la Asblea Legislativa del DF, y es verdad: hizo un magnífico trabajo. Pero para el Senado se necesita más conocimiento de la compleja macroeconomía, que Delgado sí tiene.

Encinas dirá que a él lo quiere mucho López Obrador, y es verdad. Pero el Senado no es un negocio familiar.

Angélica de la Peña dirá que ella es esposa de Chucho Ortega, felicidades: ya llegarán a las bodas de oro.

Padierna dirá que ella es esposa de Bejarano, felicidades: me alegra mucho ver tantos buenos matrimonios en la izquierda.

No lo menciona Milenio pero otro alborotado es Manuel Camaho, quien presume ser un gran negociador, y seguramente lo es. Pero carece de las calificaciones técnicas de Delgado.

Dirán ustedes que claramente pienso que Mario Delgado es el personaje central para que la izquierda salga adelante en el Senado en el debate de las reformas. Sin duda, esa es mi convicción. Estoy escribiendo en mi iPad, probablemente con errores que corregiré más tarde. No quise dejar pasar la oportunidad que me dio esta espera. Ya veremos si la izquierda hace lo correcto o no.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Que se vea quien paga. Lamentable.