lunes, 9 de abril de 2012

No a la guerra sucia en el DF

Ayer domingo, durante un paseo ciclista por el centro del Distrito Federal, el candidato del PRD, PT y Movimiento Ciudadano a jefe de gobierno de esta ciudad, Miguel Ángel Mancera, pidió una campaña de ideas, de altura, de sano debate, y no de guerra sucia.
 
Pocas horas antes de que Mancera dijera lo anterior, en el semanario Proceso se revivía una historia, que ya estaba muerta y enterrada, acerca de la candidata del PAN a la misma posición, la activista Isabel Miranda de Wallace.
 
Proceso, sin duda porque son tiempos de campaña, desenterró un expediente que evidencia que la señora Miranda de Wallace cuenta con un pasado tras las rejas.
 
Es una historia de 1999, cuando Wallace fue acusada por funcionarios de la delegación Tlalpan de que, al obstruir el retiro de tres espectaculares de su empresa Showcase, se resistió a la autoridad, dañó equipo del gobierno capitalino y ordenó a sus empleados que atacaran a quien subiera a los anuncios publicitarios.
 
Según dice la propia revista, Miranda de Wallace aportó pruebas para ser exonerada, pero…
 
 Pero el caso es que en las campañas todo se vale, lo que no es correcto y ya tiene a los ciudadanos en una situación de hartazgo.
 
Por eso, Mancera ha pedido contrastar ideas y proyectos y no lanzar agresiones que a nadie benefician.
 
Por cierto, poco impacto tuvo, por lo menos ayer domingo, el reportaje sobre el pasado en prisión de Isabel Miranda de Wallace.
 
Más daño le han hecho a la panista sus propias palabras, como las que usó para decir, en la Universidad Iberoamericana, que los habitantes de Iztapalapa no saben leer ni escribir y que, por eso, votan normalmente a favor del PRD.
 
En fin, esperemos que, al menos en el Distrito Federal, los candidatos se abstengan de las campañas de guerra sucia que el PAN puso de moda en 2006 con la frase “López Obrador, un peligro para México”, del publicista español Antonio Solá.
 
Un Solá que, ha trascendido, ya es el principal operador de la candidata presidencial del PAN, Josefina Vázquez Mota.
 
Por fortuna, la gente de la capital mexicana, sede de las mejores universidades y de los más visitados espacios culturales del país, no necesita ni acepta semejante clase de propaganda.

No hay comentarios: