viernes, 3 de febrero de 2012

El Tigre tampoco es como lo pintan

Mareados por la obtención de un campeonato local, pensando en la colección de balones de oro del fútbol mexicano recientemente obtenidos, ensoberbecidos por sus ejércitos de afición regia, insoportables por su nueva playera y reluciente escudo con un incorporado felino sacado como de una fundación pro animales en peligro de extinción, orgullosos por ganarle al Querétaro aunque el gol venga de una pelota que abandonó 2 metros el estadio, chocantes, presumidos, arrogantes, los Tigres se presentaron en la Copa Libertadores y los despacharon tan rápido como un insecticida mata a un mosco en la pared, sin domador, sin jaula, sin Tarzán de por medio, el Tigre cayó fulminado por ese inaguantable elemento que a veces es el peor enemigo: el exceso de confianza, el subestimar al rival, el “soy lo máximo”. La Unión Española de Chile dominó al equipo regiomontano que se dio el lujo de alinear un equipo alternativo pensando que con eso bastaba para eliminar a un cuadro chileno que con toda seriedad le hizo partido a los Universitarios, aplicándose en marca, compitiendo, llegando a profundidad y haciendo buenos goles allá en su patria y aquí en nuestro país, otra vez el añejo dicho cobró vigencia, “México para Chile y ahora Chile para los Tigres”. Qué coraje para los seguidores norteños, qué pena caray, siempre apoyadores, siempre volcados a su equipo y el peligroso Tigres de hace un par de meses se convirtió en un gatito Hello Kitty con uniforme nuevo, ¡qué poca vergüenza tienen con su respetable afición!, ¡qué desprecio por su profesión señores de la Directiva de Tigres, Sr. Ferretti!, teniendo tanto talento en su plantel alinear a un equipo alternativo es un homenaje a la tacañería deportiva, es un mensaje muy claro de que como siempre los directivos NO saben de fútbol más que de negocios, NO piensan en sus fanáticos, piensan en sus combinaciones de corbatas y trajes caros, en sus lujosas oficinas, en alguna marca más que patrocine a su equipo mientras su equipo se vuelve un grupo mediocre y distraído de lo importante, deslumbrándose por una efímera fama de sólo ganar un campeonato hace unos días. Si pretende Tigres ser un equipo realmente grande, debe serlo siempre, cuando entrenen, cuando enfrenten a los mejores equipos y a los peores, cuando viajen, cuando sus jugadores hagan declaraciones a los medios, cuando porten su playera y su escudo se vea más bonito por los títulos y no por los dibujitos, cuando sean historia y no anécdota pasajera; cuando eso sea, ¡cuidado con los Tigres!, cuando eso sea, se habrán ganado ese orgullo que hoy los marea, los sacude, los hace perder el piso, cuando eso sea, sólo entonces corresponderán el amor de su feligresía y el sentimiento de sus seguidores como el de Don Roberto Hernández Jr. y el de miles de regios que los adoran.

En esta columna compensamos 1 minuto de silencio por la tragedia en Egipto, el fútbol debe ser siempre un placer, nunca un dolor.

Don Balón.

1 comentario:

MEX mediocre dijo...

De acuerdo con tigo no es posible que tigres siendo el CAMPEON DE MEXICO no vaya a aprobechar una oportunidad de darse a conocer a todo el continente esto solo se puede llamar MEDIOCRIDAD teniendo todo un equipaso solo por eso tigres no merese ser comsiderado un equipo GRANDE