miércoles, 18 de enero de 2012

Alejandro Rojas o el arte de meter la pata

Conozco y aprecio a Alejandro Rojas Díaz Durán, ex secretario de turismo del gobierno del Distrito Federal.
 
Lo considero un funcionario trabajador y creativo que mucho hizo por el sector productivo que le tocó coordinar en la capital mexicana.
 
Y, hasta hace un mes, lo veía con un político hábil, experimentado, incapaz de caer en novatadas.
 
Pues bien, la última percepción tengo que cambiarla, de plano. Porque eso de irse a Madrid, España, a la importante feria de turismo que se celebra en aquel país, a provocar una crisis al PRD del DF pues, carambas, resulta absolutamente incomprensible.
 
En algún momento de este miércoles las casas encuestadoras Covarrubias, Nodos y Buendia terminarán de procesar los datos que desde el sábado levantaron y, seguramente, mañana los analistas de esas empresas tendrán una idea acerca de quién ganó en la encuesta que el PRD mandó aplicar para seleccionar a su candidato a la jefatura de gobierno del Distrito Federal.
 
Es decir, ayer nadie podía tener idea acerca de un resultado que mañana se conocerá y que, seguramente, mañana mismo los partidos mencionados darán a conocer.
 
¿Por qué, entonces, Alejandro Rojas dijo en Madrid que un “marcelista”, el ex procurador Miguel Ángel Mancera, había ganado con facilidad las encuestas? Por imprudente o, acaso, por el exceso de fiesta madrileña.
 
Las declaraciones de Rojas provocaron el enojo de la otra precandidata con posibilidades de ganar las encuestas, Alejandra Barrales, y por tal motivo la izquierda capitalino entró en una seria crisis.
 
Para aminorar los efectos negativos de esa crisis, Ebrard tuvo que pedirle a su secretario de Turismo la renuncia, y este, sin chistar, se despidió de su cargo.
 
¿Ha quedado superada la crisis provocada por Alejandro Rojas? Mañana, cuando se anuncie al ganador o a la ganadora de las encuestas, se sabrá.
 
Por lo pronto, lo único que puedo decir es que Rojas Díaz Durán es un maestro en el arte de meter la pata. Sin duda.

1 comentario:

Mario Alberto González dijo...

Con todo respeto, me parece que esta información era ya del dominio público, me refiero a la practicamente precandidatura del exprocurador Mancera, ya diversas encuestas apuntaban el margen con el que superaba a sus compañeros de contienda, incluida la Asambleista, lo que resulta cierto es que por un lado el que se fupe de la boca carece de prudencia; y el que le solicito la renuncia carece de tolerancia.