lunes, 9 de enero de 2012

Al Gato y al Ratón sin consideración

No fueron las águilas ni su piojo gigante en la banca, tampoco el Tigre y su Lobos, menos el Puma con su charal, fue un Gato el que se 'robo' literalmente la nota este fin de semana futbolero, opacando la jornada 1 de piernas sin puntería y malos partidos. La noticia Omar El Gato Ortiz era detenido por presuntos cargos como secuestrador, información que le dio la vuelta al mundo, un guardameta de la Primera División Profesional en México, era presentado por la justicia como parte de una célula delincuencial del Cártel del Golfo, cansado tal vez de volar bajo los tres palos, el portero ex de Jaguares y de Rayados ahora estará no bajo sino detrás de unos postes de los que él quisiera que pronto se abrierán pero difícilmente será así ya que Omar pasará muy probablemente un larguísimo periodo tras la sombra. Las imagenes fueron terribles no era su rostro como parte de una alineación, no eran 'los rostros de la pasión' que suele colocar Televisa en sus transmisiones, llenando de close ups de jugadores y aficiones algunos segmentos de los partidos que cubre, como una forma de mostrar los detalles expresivos de los protagonistas, pues no, no era parte del color de ningún juego, era una cruda imagen de un futbolista esposado y presentado al más puro estilo de los 'peces gordos', que son capturados como racimo sin debilitar nunca las estructuras del crimen organizado.

Detrás del Gato Ortiz, poco que comentar de J1, un Cruz Azul muy parecido al equipo que cerró el anterior campeonato, con dificultades ofensivas y descuidos en la zona baja, unos Tigres embalados, que prefirieron guardar su 1ra. victoria para celebrar con su gente; un América al que sinceramente se le ve un mejor funcionamiento, unas Chivas sin mucha idea en el ataque y unos Pumas desubicados, marcaron el arranque de bostezo de este fin de semana en el que quizá el mejor juego de la fecha 1, lo dieron Los Diablos del Toluca, con un fútbol en recuperación después de infumables temporadas.

En las canchas poco que comentar, afuera Omar Ortiz jugando como dice Banda Machos, 'al Gato y al ratón sin consideración'. Primero una balacera interrumpiendo un juego en Torreón, ahora un futbolista implicado en graves acusaciones, ¿qué sigue, narcotraficantes como dueños de clubes? Haga sus apuestas querido lector.

Don Balón.

No hay comentarios: