jueves, 8 de diciembre de 2011

Santos, Tigres y Rayados... ¡Arriba el norte!

Todo lo que le faltó a los capitalinos América, Pumas y Cruz Azul, lo protagonizan ahora tres cuadros norteños, bien equipados, bien dirigidos y con un emotivo respaldo de sus aficiones.

Santos, precedido de 2 finales perdidas ante Toluca y Monterrey, va por una revancha acompañado de un 'Maestro' Galindo también sediento de cobrar aquella bofetada que le dio la vida cuando se apareció en su primera final al frente de La Máquina y no le quedó más que compartir la maldición cementera del rosario de subcampeonatos que rezan como dogma ante una sufrida cruz celeste; Galindo quiere como nadie demostrar la valía de su capacidad técnica y es el mejor momento para ello, Santos cuenta con un ataque letal que desdobla en toques a profundidad para Suárez, Quintero y Oribe, abastecidos por el educado toque de Ludueña un 'hachita' que derriba con sus pases a las defensas más boscosas.

Tigres, constelación estelar de figuras, parece un álbum con todas las estampitas, puro figurón, puro crack, en la banca un experimentado Ricardo Tuca Ferretti conocedor absoluto de los sistemas de juego, mesurado, controlador, estratega, cerebro de ajedrez futbolístico que visualiza los movimientos del rival para acomodar sus piezas y hacer jaque mate justo en el momento más propicio. Lucas Lobos un jugador de la Premier League extraviado en el fútbol mexicano, será un artífice dorado en la conquista felina en caso de que rompan el ayuno de casi 30 años en espera de su anhelado campeonato.

Monterrey, extraño no verlo en las instancias finales del torneo mexicano pero su presente los ubica en Japón, en el compromiso más importante para el equipo regiomontano, ni más ni menos que un Mundial de Clubes, la pandilla tiene todo para ser finalista de este corto torneo internacional de tanta fama y prestigio. Victor Manuel Vucetich lo sabe y apuntala al mejor Monterrey de todos los tiempos al menos en alineación, si el querido Vuce convence a sus dirigidos y vuelve a conectar el vestidor, Rayados tiene un gran chance de hacer historia; a su favor, el talento indiscutible de su plantel recargado con la dupla de Chupete Suazo y Chelito Delgado, ambas figuras ya con memoria de participar en las máximas ligas, en las máximas competiciones.

El fútbol mexicano es una polka norteña en época de aburridos villancicos.

 

Don Balón.

No hay comentarios: