sábado, 10 de diciembre de 2011

República amorosa contra república rencorosa

El señor Massimo Modonesi publicó una carta en La Jornada que me llamò la atención.
 
La reproduzco:
 
“Ni ‘república amorosa’ ni ‘república rencorosa’. Así como no me gustó el ecumenismo de la ‘república amorosa’, menos aprecié el sectarismo de la ‘república rencorosa’ que nos presentó
Marcos. Ni táctica, ni estrategia. Pura bilis. Cuánta falta hace el zapatismo civil, en un momento tan delicado para el país, para fortalecer la resistencia, a la izquierda en general y, en su seno, a una perspectiva radical y anticapitalista”.
 
Me encantó el texto de Massimo Modonesi, excepto por su rechazo al “ecumenismo” la república amorosa en la que, así lo creo, cabemos todos los mexicanos: los de izquierda y los de derecha, los ricos y los pobres, los cultos y los no educados. Porque solo entre todos, desde luego dejando atrás los sectarismos, sacaremos a México de la terrible crisis moral, política y económica en la que lo ha hundido el baño de sangre de la guerra perdida de Felipe Calderón.

No hay comentarios: