sábado, 10 de diciembre de 2011

Real Madrid en: "¡Mesero hay un fideo en mi merengue!"

Se consagraron, ya no hay mucho más por decir, Xavi e Iniesta han demostrado todo, son los Lio Messi españoles, los Drogba de la roja y la blaugrana, los Robben que elevaron su tonalidad naranja a encendido escarlata y elegante azul-grana; simplemente son, ya maduros futbolísticamente a golpe de finales y campeonatos, un símbolo para el fútbol mundial, esencia del toque barcelonés de la precisión y el movimiento al espacio. No todo en el Barça es una pulga, también hay libélulas como Xavi, como Iniesta que flotan pero también avanzan con velocidad, mientras todo el conjunto catalán envuelve en un encantamiento soñado. Hoy ese concierto mágico de fútbol que generalmente nos regala el Barcelona se topa con un Real Madrid ensoberbecido por la calidad de su fabuloso plantel, pero también por la personalidad de su líder José Mourinho, ellos no encantan transfigurándose en insectos saltarines o flotadores, ellos son un ejército que avanza militarmente como piezas blancas de ajedrez con una maravilla sobre el tablero Cristiano Ronaldo, atleta que también suele ser futbolista, modelo que también suele calzar tacos de fútbol para comandar un batallón, eso es el actual Real Madrid, un ejército, obstinado en las victorias aplastantes, que no dejen lugar a dudas de su realeza.

El choque de hoy entre el Barça y el Madrid, el séptimo y último en este 2011 coloca las cosas en mucho menos desproporción futbolística a todos los anteriores juegos, esta vez el Real Madrid ha recuperado su memoria futbolera ganando y ganando muy bien, funcionó el arranque de torneo y ahora es un rival difícil, perfilado a ganar La Liga no hay duda. Pero para ganar no sólo se necesita disciplina, orden, contundencia, también se necesita magia y ese aporte lo pone Ángel Di María, fino jugador de corte quijotesco con clase, toque educado y gran técnica, es un Xavi de bolsillo, un Iniesta reducido en grasa, el llamado Fideo tiene pasta de gran jugador y como en ningún otro momento tiene la enorme oportunidad para demostrarlo, ha mejorado su nivel, pasa por una buena racha y ya se destaca en el equipo merengue, si hoy sale inspirado podemos disfrutarlo 'al dente' con un excelso toque a gol, incluso afrancesado por el acompañamiento prácticamente seguro de Karim Benzema otro jugador tras la venganza futbolera, luego del rezago mundialista y la tantas veces visitada banca madridista. Me arriesgo en pronosticar el triunfo del Real Madrid con una gran actuación del Fideo Di María, los reflectores alumbrarán a CR7 y a Messi pero al final de este platillo futbolero ojalá se escuche el grito de: ¡Mesero hay un fideo en mi merengue!, por el bien del fútbol vale la pena ir renovando a las figuras con nuevas generaciones, con nuevos nombres, con nuevos apodos.



Don Balón.

No hay comentarios: