sábado, 3 de diciembre de 2011

La evidencia del inculto ante el error de @EPN

Muchas cosas suceden en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara. Muchas de ellas tan importantes, que trascienden, por obvias razones, hasta la prensa internacional.

El precandidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la presidencia de México, Enrique Peña Nieto, fue uno de tantos invitados como conferencistas en dicho evento. Quizá por distraído o quizá por o haber hecho menos el evento al que asistía, aseguró que el escritor mexicano Enrique Krauze era el autor de La silla del águila, novela escrita en 2003 por el también mexicano y Premio Cervantes de Literatura, Carlos Fuentes. Tremendo error que deja ver lo poco letrado que este personaje es.

“Leí algo que seguramente en mi vocación por la política alentaba ese espíritu. Fueron varios libros, algunos, La silla del águila, de Krauze”, dijo en conferencia de prensa como respuesta a la pregunta de cuáles libros habían marcado su vida.

Horas después de su conferencia, a través de la red social Twitter, Peña Nieto admitió el error: "La Presidencia Imperial de E Krauze y La Silla del Águila de C Fuentes, dos libros que disfruté leer y hoy confundí. Se los recomiendo". Como diríamos muchos a la mexicana, "¡Ya para qué!

En la conferencia de prensa, durante más de cinco minutos, Peña Nieto intentó recordar nombres de libros, de autores, pero no lo logró y tuvo que pedir ayuda de la gente presente en el salón donde se llevó a cabo la conferencia, para que le ayudarán a recordar. Ni cómo salirse del problema en ese momento.

“La verdad es que cuando leo libros, me pasa que luego no registro del todo el título, me centro más en la lectura, pero más o menos te da una idea de los libros que he leído”, ofreció como excusa al reportero.

Enrique Peña Nieto insistió con la obra de Krauze: “Hay otro libro de él mismo que quiero recordar el nombre, sobre caudillos, no recuerdo el título exacto… ¿eh?”, intentaba escuchar a quienes lo orientaban sobre el título, pero al no acertar optó por describir lo que en ese libro leyó.

Enrique Krauze recibió en 1976 el Premio Magda Donato, por su libro Caudillos culturales en la Revolución mexicana y ha dedicado gran parte de su obra a hablar sobre la historia de México.

Peña Nieto no lograba salir del problema en el que ya estaba metido, entonces intentó traer a la mente un libro más de Krauze.

“…de ahí incluso la antítesis de ese libro, las mentiras donde habla de la mentira sobre… (ríe nervioso), me quiero acordar del título del libro… ahí la dejamos en La silla del águila, aquí hay unos que leen más, deben acordarse más cuál es…”, dijo al pedir ayuda.

Los asistentes a la conferencia de prensa entre los que se encontraban decenas de reporteros y colaboradores de Peña Nieto, intentaban ayudarlo pero ante los escasos datos que ofrecía el precandidato no lograban hilar una obra completa. ¡Qué vergüenza! Estos son los políticos mexicanos que aspiran gobernar el país.

Y el asunto no terminó ahí. Peña Nieto aseguró que actualmente lee La inoportuna muerte del presidente, aunque volvió a dudar sobre el título: “...que no he terminado de leer, pero… sí se llama así, ¿no?”.

“…sí, cómo no, La inoportuna muerte del presidente, alguien recuérdeme quién es el autor, porque debería señalarlo… ¿cómo?...” Algunos de los asistentes dijeron nombres pero el precandidato no alcanzó a escuchar. “¿Cómo?, ¿Tomás?, ¿Tomasino?”, intentó acertar sin lograrlo. Ni cómo ayudarlo.

Alfredo Acle Tomasini es el autor de la obra a la que hacía referencia Peña Nieto, en la que el escritor narra la ambición de varios políticos por disputarse el botín de poder, tras la supuesta muerte del presidente ocurrida en la residencia oficial de Los Pinos.

Triste pensar en el destino que pudiera tener una nación si es a este tipo de personajes a quienes confiamos las decisiones que nos dan rumbo. Más pláticas de estas son las que necesitamos de estos políticos de imagen fabricada que poco o nada aportan para los serios problemas por los que atraviesa nuestro país. Debemos hacer conciencia de que el camino correcto no será a través de ellos. Lo triste de esto es que en nuestra clase política abundan personajes como este, incultos, y aquí con la diferencia de que Peña Nieto lleva la ventaja para las próximas presidenciales del 2012.

No hay comentarios: