miércoles, 14 de diciembre de 2011

Cinco comentarios

1.- Vaya enojo el del escritor Carlos Fuentes con Enrique Peña Nieto. Y todo porque el candidato presidencial priista lo confundió con el historiador Enrique Krauze. ¿Será tan ofensivo ser equiparado a Krauze? Para Fuentes, sí. Y en qué forma el autor de Aura se desquitó del inculto mexiquense: ni más ni menos que negándole el derecho, por ignorante, de llegar a la Presidencia.

2.- Ángel Aguirre, gobernador de Guerrero, se ha convertido en un verdadero lastre para AMLO. Aunque Andrés Manuel López Obrador no apoyó a Aguirre en su campaña electoral buscando la gubernatura de ese estado (fueron Marcelo Ebrard y Manuel Camacho los que sacaron a Aguirre del PRI para llevarlo al PRD), y a pesar de que López Obrador ya condenó el asesinato de estudiantes en la Autopista del Sol, la gente no olvida que no pocos de los principales políticos de “izquierda” en el país son como Aguirre. Y ahí viene Manuel Bartlett, se ha dicho tanto, como candidato a senador del PRD, el PT y Movimiento Ciudadano.

3.- Enrique Peña Nieto no es “la señora de la casa” y, por eso, no conoce el precio de las tortillas. Qué manera de ofender a todas las mujeres –madres de familia o no, casadas o no, con empleo formal o no– que acostumbramos acudir a los centros de consumo a adquirir los alimentos básicos. De plano, dan ganas de apoyar a Carlos Fuentes en su proyecto de inhabilitar a ese priista.

4.- Encuestas van y encuestas vienen, y Josefina Vázquez Mota sigue como la líder absoluta entre los aspirantes panistas a la Presidencia. Pero, he ahí el detalle, existen altas posibilidades de que el PAN elija como su candidato a la Presidencia al último lugar en los sondeos, Ernesto Cordero, solo porque este es el favorito de Felipe Calderón. Algo similar ocurre en la izquierda capitalina, en la que encabeza las preferencias Alejandra Barrales, pero nadie descarta que el peor posicionado, Mario Delgado, solo porque Marcelo Ebrard lo consiente, se quede con la candidatura a la jefatura de gobierno. El machismo y la antidemocracia igualan a la derecha y a la izquierda.

5.- Emilio Azcárraga, propietario de Televisa, es el dueño del 40% de la televisora española La Sexta. Pues bien, una vez que La Sexta se fusione con Antena 3, la participación de Azcárraga se reducirá sensiblemente, ya que la nueva compañía será controlada por los accionistas de Antena 3. Queda claro que Azcárraga sigue sin dar un gran golpe fuera de México.

1 comentario:

Anónimo dijo...

¿Siempre mantienes este ritmo de actualización?