jueves, 15 de diciembre de 2011

Barça perdió a Villa, Monterrey se sentará en su cerro de la silla

La espectativa fugaz, tiene su mejor ejemplo en los representantes de México en las ediciones del Mundial de Clubes, jugado como cada año en esta época decembrina, Santa no es benévolo con las cartitas de los cuadros mexicanos que le han escrito pidiéndole mucho y han recibido de vuelta el clásico: 'te has portado mal' y lo más que les deja Santa es una maleta de souvenirs de la alejada sede.

El Mundial de Clubes, es como ver Rápido y Furioso, siempre grandes máquinas, estupendas chicas y finales predecibles, así este campeonato de clubes nos pasa la misma película, generalmente el Barcelona en instancias finales y alzando la Copa, de pronto un poco de emoción prestándole tantito el título a otros equipos pero por lo regular Europa manda; mientras México también manda, pero a cada representante que a leguas se ve como la chica más fea de algún certamen de belleza y a las primeras de cambio, no pasan la prueba en traje de baño y vuelven en la misma ruta en que han vuelto Pachuca, América, Atlante y ahora Monterrey por la puerta de atrás. La Pandilla no pudo con este corto torneo y arrastró de nuevo la expectativa de hacer algo más en este campeonato, así que no le quedará otra más que ver por Televisión la gran final, sentaditos quizá, desde su cerro de la silla. Un duro golpe para el brillante Barcelona, es sin duda, la terrible lesión de tibia y peroné que sufriera en la semifinal 'El Guaje' David Villa, pieza fundamental no sólo para ganar este mini torneo sino para arrebatar la primera posición de La Liga española en esa carrera por el título con el Real Madrid.

A pesar de Neymar, Barcelona se impondrá en la final del Mundial de Clubes, en un buen partido por el fútbol que practican Santos de Brasil y por supuesto el equipo catalán, pero será cuestión de 90 minutos para que Puyol levante otra copa y espere bañado en champaña la llamada de la Reina.


Don Balón.

No hay comentarios: