jueves, 1 de diciembre de 2011

AMLO el amoroso necesita una mujer como fórmula política

Esta mañana muy temprano, antes de llevar a mis hijos al colegio y antes de la reunión de trabajo que sostengo cada día a las 8 de la mañana, no recuerdo si en Reforma o El Norte leí el artículo de la psicóloga Josefina Leroux en el que dice que Andrés Manuel López Obrador tomó su idea de la República Amorosa del libro de Gioconda Belli "El País de las Mujeres".

Hace tiempo terminé de leer esa novela, me encantó y hasta hice una entrada para mi blog que reproduzco más abajo.

Es verdad, es en la obra de Gioconda Belli donde mejor se habla de lo que es una República Amorosa, es decir, gobernada por mujeres, además de izquierda, que administran a su patria con el cariño con el que cuidan sus hogares.

Convencida estoy de que México necesita ser gobernado por una mujer de izquierda, amorosa y responsable, con su instinto materno plenamente desarrollado... pero en México no existe, en la izquierda, ninguna figura femenina con la popularidad suficiente como para aspirar a la Presidencia de la República. Andrés Manuel López Obrador lo sabe, me atrevo a apostar que leyó "El País de las Mujeres" y de que, meditando sobre este libro en sus numerosos y largos recorridos por México, tomó la decisión de que para convencer a los electores necesitaba actuar, en el correcto sentido de la palabra, más femeninamente que en forma machista, esto es, más amoroso, conciliador y tierno que pendenciero, extremista y bravucón.

Hasta ahora, el cambio de actitud, no de ideología, le ha dado resultados. Es un hecho que el nuevo López Obrador ha crecido notablemente en popularidad. Ignoro si ya está al nivel de Peña Nieto, pero de que Andrés Manuel convence hoy a más personas que hace unos meses, es un hecho.

Hablo en serio, el que lea "El País de las Mujeres" no tendrá duda de que ahí está hermosamente redactada la nueva estrategia de López Obrador.

¿Qué le hace falta a López Obrador para terminar de consolidar la idea de que gobernará amorosamente? Pues simplemente hacerse acompañar en las fórmulas políticas por una mujer. No le bastará que el 40% de las candidaturas, como marca la ley, sean para mujeres. Necesita Andrés Manuel que la segunda posición más importante que estará en juego en 2012 sea de una mujer: la candidatura a la jefatura de gobierno del Distrito Federal.

Sí, hablo de Alejandra Barrales Magdaleno. Esta mujer es líder en las encuestas entre los aspirantes de izquierda al GDF. Encuestas van y vienen, y ella permanece en primer lugar. Los cambios se dan más abajo: a veces el segundo lugar el Miguel Ángel Mancera, en ocasiones lo es Martí Batres y hasta ha llegado a ocupar el segundo sitio Carlos Navarrete.

En lógica estadística, Barrales debe ser la candidata de izquierda.

En lógica política Barrales está al nivel, e inclusive por encima, de la experiencia y los conocimientos de sus adversarios.

En lógica amorosa, es decir, femenina, Barrales no tiene competencia en la izquierda.

A continuación el texto que ya había publicado sobre "El País de las Mujeres".





Recientemente terminé de leer "El país de las mujeres", libro con el que la autora ganó el Premio Hispanoamericano de Novela La otra orilla 2010. De Gioconda Belli; periodista, publicista, novelista, poeta y muy nicaragüense.


Escribo sobre el libro por varias razones.


Primero, porque me ha caído en gracia el imaginar por un momento que lo ahí relatado pudiera suceder en un país como el nuestro.


Segundo, porque en la originalidad de las ideas en el libro, que surgen de reuniones entre un grupo de amigas con claras ideas, firmes convicciones y objetivos, demuestran que el poder ejercido por mujeres puede lograr lo que no han alcanzado siglos de dominio masculino.


Tercero, porque seguramente la señora Margarita Zavala ya lo leyó también. Evidentemente se ha inspirado para creer que ella, en el puesto de su marido, pudiera ser un ejemplo de qué se yo.


Y cuarto, porque lo recomiendo, me gustó.


"El país de las mujeres" se antoja para vivir ahí. Un grupo de mujeres de izquierda, toman ventaja en su minúsculo país para promover su experimento social y político. Lograron hacerle ver a muchos hombres que no era mala idea cuidar el país como si se tratara de la casa de cada quién. La valentía y arrojo para emprender su proyecto de gobierno las llevó hasta las últimas consecuencias: tener una presidenta.


El gobierno del país de Faguas acepta hombres con voz, pero sin voto. Un país de ficción que da giro a los roles de género y en donde todo funciona mejor. El PIE, partido que no sólo tiene a la cabeza a una mujer interesantísima, también tiene su página en internet, ¡real! Para quien sienta curiosidad puede accesar a ella http://www.partidoizquierdaerotica.com/, un sitio de ideas e información constructiva, de izquierda, que promueve la igualdad y pretende cambiar al mundo paso a paso.


"Prometemos limpiar este país, barrerlo, lampacearlo, sacudirlo y lavarle el lodo hasta que brille en todo su esplendor. Prometemos dejarlo reluciente y oloroso a ropa planchada."
(Fragmento del Manifiesto del PIE)


Vale la pena leerlo. Sorprende que las acciones novelescas que la historia trae, pudieran ser grandes e innovadoras propuestas para cualquier gobierno. Un experimento totalmente nuevo que, por su misma audacia, a la ciudadanía le paralizó el entendimiento. Es una historia que radicalizó la vida de todos los habitantes del lugar.


Y es que, me ha resultado la novela realmente divertida e inspiradora. No sé a la señora Margarita Zavala, pero a mí sí. Porque nadie experimenta en zapato ajeno. Y leer una historia que no sólo no es real, sino en un México como el nuestro sería imposible que sucediera algo parecido, me recuerda a unas palabras que leí de Catón. Decía que los mexicanos merecemos un gobierno todavía peor al que tenemos. Es que hemos permitido durante tanto tiempo la desfachatez y el despilfarro sumado a la arrogancia de muchos "buenos para nada" como nuestros diputados y senadores.


A los diputados y senadores lo que menos les importa es México. Los problemas reales de la gente son lo de menos en el Congreso de la Unión. Las prioridades de los legisladores nada tienen que ver con las necesidades reales de la población.


Los procesos electorales son demasiado importantes como para dejarlos sólo en manos de los políticos. Que el futuro nos alcance en el 2012. Habrá futuro si los ciudadanos participamos en el cambio que necesitamos, si no, ¿cómo es que podremos creer que somos merecedores de una mejor nación?


Por ello recomiendo leer "El país de las mujeres" de Gioconda Belli. Novela única que puedo calificar para mí, como una protesta a las mujeres que se desperdician a sí mismas, a la falta de imaginación de la izquierda que se dedica a hacer escándalos sin avanzar y al desperdicio en general del talento por el azar de haber nacido mujer o... en nuestro caso, "mexicanos".

1 comentario:

Arnold Ramos dijo...

Muy interesante reflexión. De hecho, Luis Inacio "Lula" Da Silva ha declarado que él siempre intento gobernar Brasil con un espíritu materno, "queriendo a todos sus hijos por igual, pero ayudando prioritariamente a los más debilitados".