jueves, 3 de noviembre de 2011

¿Y para el GDF encuesta a dedazo?



A unos días de que se aplique la encuesta de la que saldrá el candidato de la izquierda a la Presidencia de la República, conviene preguntar qué harán los tres partidos identificados con esa ideología política para seleccionar a quien los representará en las elecciones para jefe de gobierno del Distrito Federal.


Porque, es un hecho, nada han dicho los líderes del PRD, del PT y de Movimiento Ciudadano (antes Convergencia) acerca del método para escoger a su candidato al GDF. Nada. Ni si habrá una elección interna abierta, asambleas en cada uno de los partidos o encuestas.

Lo único que se ha dicho (lo repiten casi a diario los columnistas mexicanos) es que el perder de la encuesta para elegir al candidato presidencial, será el que nomine al candidato al gobierno del Distrito Federal.

Así de antidemocrático.

Es decir, si Andrés Manuel López Obrador se queda con la candidatura presidencial, entonces Marcelo Ebrard Casaubón escogerá al candidato de izquierda a la jefatura de gobierno capitalino.

Y al revés, si el candidato presidencial es Ebrard, entonces López Obrador nombrará al candidato izquierdista al GDF.

Se está hablando, pues, de un dedazo en el Distrito Federal.

¿Eso es correcto? Claro que no.

Al margen de cómo están ubicados en las encuestas los aspirantes a la jefatura de gobierno, lo cierto es que sería una catástrofe política para el PRD-PT-MC recurrir al dedazo en el GDF, ya que eso haría a la izquierda una presa fácil del PRI.

Ya la priista Beatriz Paredes supera a cualquier precandidato de izquierda en las encuestas. Y si la coalición PRD-PT-MC insiste en dar la espalda a la democracia, Paredes y el PRI incremantarán su ventaja.

Lo lógico sería que, si para la candidatura presidencial se recurre a una encuesta, se use el mismo procedimiento para el GDF.

Eso, la encuesta, elimina al favorito de Ebrard, Mario Delgado, y a los candidatos de López Obrador, Ricardo Monreal, Martí Batres y Porfirio Muñoz Ledo.

Eso, la encuesta, solo deja vivos al procurador capitalino Miguel Ángel Mancera, a la diputada local Alejandra Barrales y, en menor medida, al senador Carlos Navarrete.

Por cierto, en la encuesta no está bien posicionado el que parece ser el candidato aceptado por todos los que mandan en la izquierda (Ebrard, AMLO y los chuchos), el ex recro Juan Ramón de la Fuente, quien misteriosamente fue recientemente “destapado” por uno de los que aspiran a la jefatura de gobierno, Carlos Navarrete.

La antidemocracia es un lujo que, en el GDF, la izquierda no se puede dar. Pero, por desgracia, la izquierda nunca hace lo correcto.

1 comentario:

Hector Meillon dijo...

Creo que ya "se les salio" de que no sera para elegir al candidato, sino solo obtener indicadores para poder "elegir" al candidato... supongo que en caso de que no les gusten los resultados, podran ignorarlos...@hmeillon