lunes, 21 de noviembre de 2011

Se hunde el PSOE en España por gobernar como la derecha

El domingo 20 de noviembre el Partido Popular, de España, logró una aplastante victoria sobre el PSOE.
 
El PP, partido de derecha, ha conseguido una mayoría absoluta para su candidato Mariano Rajoy
 
Más destacable que la gran victoria del PP es la derrota de dimensiones históricas del PSOE, el partido de izquierda que ha obtenido su peor resultado electoral desde que en España hay democracia.
 
El PSOE, que llevaba ocho años en el poder y su candidato Alfredo Pérez Ruvalcaba perdieron el pasado domingo más de 4 millones de votos, se quedaron con 76 escaños menos que el PP, no alcanzaron ni el 30% de los votos y no ganaron en ninguna comunidad española (las comunidades son el equivalente a nuestros estados).
 
La abstención fue muy alta y, mientras el PSOE se hundía, emergieron nuevas fuerzas políticas. Dice El País: “Once partidos minoritarios se hacen con 54 escaños, doblan su representación respecto a la última legislatura a costa del PSOE y supone el mayor número de formaciones con representación parlamentaria desde 1989. Suman mucho más que el 10% necesario para forzar una consulta sobre una reforma de la Constitución”.
 
El único consuelo que le queda al todavía presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, es que su partido, el PSOE, ganó en el pueblo con el nivel más alto de desempleo, Benalup, un municipio de Cadiz.
 
Según Zapatero, el PSOE perdió por la crisis económica. No estoy de acuerdo.
 
Creo que la izquierda española se hundió porque su presidente del gobierno, el señor Zapatero, administró muy mal la crisis.
 
De hecho, Zapatero enfrentó las dificultades económicas con recetas demasiado leales a los principios del Fondo Monetario Internacional y, por lo mismo, demasiado crueles con el pueblo español.
 
No, Zapatero no fue Lula, el izquierdista brasileño que supo torear la crisis sin cargarle de más la mano a los ciudadanos.
 
Hay ahí una enseñanza.

No hay comentarios: