viernes, 4 de noviembre de 2011

Encuesta: el riesgo de la ruptura

La tarde de este viernes 4 de noviembre las empresas Nodo y Covarrubias y Asociados, la primera propuesta por Marcelo Ebrard Casaubón y la segunda por Andrés Manuel López Obrador, dieron inicio a la aplicación de sus encuestas para identificar al político de izquierda con mayores posibilidades de ganar la Presidencia de la República.
 
En un sentido estricto, los dos políticos mencionados, Ebrard y López Obrador, carecen, ahora mismo (“si hoy fueran las elecciones”, como dicen los encuestadores) de posibilidades reales de competir con el priista Enrique Peña Nieto, quien marcha muy adelante en todos los estudios que se han realizado.
 
Desde luego, justo es decir que los aspirantes panistas a la Presidencia de la República (Josefina Vázquez Mota, Santiago Creel y Ernesto Cordero) tampoco tienen con qué competir con Peña Nieto.
 
Pero como la esperanza es lo último que muere, y como además las campañas electorales no han comenzado, nadie en la izquierda o en el PAN se da por derrotado.
 
Así, las encuestas de Nodo y Covarrubias y Asociados que hoy empezaron a realizarse van a intentar medir, más que una posibilidad, una esperanza.
 
Lo deseable es que ambos aspirantes, AMLO y Ebrard, acepten el resultado de las encuestas.
 
Si los experimentos están bien realizados, y supongo que así será, darán resultados muy similares.
 
El problema, me parece, no está en las encuestas, que no tienen por qué ser diferentes, sino en la interpretación que los equipos de los dos precandidatos hagan de las mismas.
 
No me queda claro, después de haber leído decenas de textos sobre el tema, que los colaboradores de López Obrador y de Marcelo Ebrard están pensando en lo mismo cuando hablan de los datos que arrojarán las encuestas.
 
Es decir, el riesgo de ruptura en el PRD es grande, enorme tal vez, tal como lo expresó hoy en Milenio el señor Marcos Rascón, un hombre identificado con el perredismo que firmó un desplegado de intelectuales en apoyo a Ebrard.
 
Ojalá la izquierda mantenga la unidad. Porque si, unidos, al PRD, al PT y a Movimiento Ciudadano les va a resultar complicadísimo vencer a Peña Nieto y al PRI, divididos no solo irían a la derrota segura sino inclusive a la desaparición como fuerza electoral de importancia.

1 comentario:

pomaresgui dijo...

razcon es un tipo Amlofobico, en el fonde el quiere que AMLO no gane la presidencia, loa candidatura de las izquerdas, la va a ganar AMLO facil, el tiene muchisimo mas trabajo de campo que Ebrard, y AMLO con MORENA va a derrotar a Peña Nieto, quien esta inflado por las televisoras y prensa vendida, no trae propuestas, le apuesta a sus pelos alizados y su copete embaselinado