lunes, 28 de noviembre de 2011

El #debate de los panistas

Lo mejor del debate de aspirantes del PAN fue que se dio en internet y no en la TV tradicional.
 
Lo peor del debate fue la propuesta de Josefina Vázquez Mota de regalar iPads a los jóvenes. Esto es populismo barato indigno de la que, con certeza, será la candidata del PAN a la Presidencia de la República. Ella es una mujer inteligente que, por esas dos razones, es decir, por mujer y por inteligente, tiene que ir a la vanguardia en cuanto a propuestas viables se refiere.
 
Lo más comentado del debate fue, seguramente, la foto graciosa con la que los tuiteros se burlaron de Ernesto Cordero, el ex secretario de Hacienda que es idéntico a Míster Bean.
 
El perdedor del debate, para mi gusto, fue Santiago Creel, y no porque sus propuestas fueran peores que las de Vázquez Mota y Cordero, sino simple y sencillamente porque no dio tema para el comentario. Estuvo aburrido el ex secretario de Gobernación, pues, y esto en política electoral es un pecado mayor.
 
Lo injusto del debate de los panistas es que no estuvo el cuarto precandidato, el regiomontano Javier Livas, que será menos conocido que los otros, pero que tiene tantos o más méritos que Cordero, Vázquez Mota y Creel.
 
Lo lamentable del debate es que nos recordó que, en el PRD, fue imposible que discutieran en público Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard Casaubón. Lástima, ello habría beneficiado a la izquierda.
 
Lo trascendente del debate entre los panistas es que ya debe haber metido a los estrategas del PRI y de Enrique Peña Nieto en el análisis de qué hacer para que este político realmente llame la atención. Porque así tan solo Peña Nieto, es decir, como el único que manda en el PRI terminará por ser ignorado por la gente ávida de emociones fuertes en la política.

2 comentarios:

IL dijo...

Creo que los perdedores seguimos siendo los mexicanos, porque seguimos creyendo que vivimos en una democracia. Porque suponemos que un debate es una confluencia de pensamientos, y no es así. Nos hace creer que con un debate enfrentan sus ideas al proponer un cambio. El único cambio que necesitamos es el compromiso. Y eso está muy distante de nuestros políticos. Todo es lucha por el poder. Y el poder en manos de unos cuantos no es verdadero poder.

profetaverdad dijo...

Decepcionante el nivel intelectual de Vázquez Mota. Me recordó las clases de inglés y computación de Labastida.