jueves, 17 de noviembre de 2011

El Buen Fin y el consumismo

Desde mañana 18 hasta el 21 de noviembre tendrá efecto la promoción `e El Buen Fin, que es una iniciativa que busca incentivar el consumo copiada del Black Friday estadounidense.

Cientos de empresas ofrecerán descuentos de entre 10 y 40% a los consumidores, lo que se supone fomentará el crecimiento económico.

Participan en la promoción toda clase de establecimientos, como Almacenes Del Sol, C&A México, Comercializadora Almacenes García, Compañía Comercial Cimaco, Coppel, Distribución de Modas, El Palacio de Hierro, Tiendas Liverpool, El Nuevo Mundo México, Fábricas de Francia, Hemsa, Sanborns, Sears, Suburbia, Tiendas Chapur, Vesti muebles y Woolworth, Bodega Aurrera, Costco, Comercial Mexicana, Casa Ley, Chedraui, Grupo Zorro Abarrotero, Grupo Puma Abarrotero, Grupo Gigante, Sumesa, Sams Club, Supermercados Internacionales H.E.B, Soriana, Walmart y Waldos, y muchos más.

Entiendo la lógica económica detrás de la iniciativa: mientras más consumo, más producción, más empleo, mayor bienestar para la gente.

Eso es, si no me equivoco, keynesianismo puro...

Pero también es "consumismo"... y es esto, el exceso de valores que apuestan por la compra de cada vez más productos, lo que nos ha llevado a una crisis ética que es la que, a fin de cuentas, está detrás de las crisis económica y social que actualmente tanto aterran al mundo.

Tal vez va siendo hora de intentar el regreso a una economía más humana, menos enfocada a la compra, compra, compra y más compra de mercancías sin fin que es de lo que trata El Buen Fin.

¿Que estoy soñando? Tal vez. Pero no veo otra salida.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que la educacion economica desde jovenes es muy importante. Inculcarles sobre la importancia del ahorro, los peligros del credito, y sobre un retiro digno. Esta educacion debe darse tanto en casa como en las escuelas, tango basicas como superiores.

Josdamet dijo...

El consumo genera prosperidad y es base fundamental del capitalismo. Lo ideal es adquirir lo que está dentro de nuestras posibilidades económicas sin adquirir deuda que afecte negativamente nuestros ingresos.

De Keynes no tiene absolutamente nada, me gustaría saber que opinas del libre mercado y la libertad y propiedad del individuo.

Saludos cordiales desde Acapulco.