jueves, 24 de noviembre de 2011

Camacho

El Universal informa este día que Manuel Camacho Solis será el operador principal de la campaña electoral de Andrés Manuel López Obrador. Así lo han decidido, se supone, entre el propio López Obrador, Marcelo Ebrard y Cuauhtémoc Cárdenas.

Esa es, me parece, una pésima noticia para MORENA, ya que Camacho no solo no cree en este movimiento, sino que lo ha combatido. Nadie en MORENA, ni López Obrador, confía en Camacho, que fue el artífice del acercamiento entre Ebrard y Felipe Calderón. ¿Por qué ahora Camacho manda?

La respuesta es: por el nuevo pragmatismo de AMLO, que ojalá a la larga no le resulte contraproducente.

El pragmatismo no es malo. De hecho, es bueno. Suele dar resultados cuando se acompaña de eficiencia. Un operador electoral eficiente, sin duda, sería de gran ayuda en la campaña de Andrés Manuel López Obrador. Y si tiene muy desarrollado el sentido práctico, mejor. ¿Es Manuel Camacho ese operador? No lo creo.

Camacho es pragmático en extremo. Lo de él, sin duda, no son los principios, sino los intereses. Y es, ciertamente, muy bueno en su especialidad: la política palaciega. Pero de ahí a saber qué hacer en un proceso electoral hay una gran distancia.

Camacho pocas veces ha sido candidato y nunca ha sido un candidato que haya logrado grandes victorias.

Cuando Salinas de Gortari fue candidato a la Presidencia en 1988, no entregó la coordinación de su campaña a Camacho, a pesar de que este era el hombre de todas las confianzas de Salinas. El candidato del PRI en aquel tiempo confió más en Luis Donaldo Colosio. Por algo sería.

En el año 2000, como candidato de un partido que pudo crear, el ya desaparecido Partido del Centro Democrático, Camacho buscó la Presidencia, solo para declinar a favor de Vicente Fox cuando vio que simple y sencillamente nadie iba a votar por él.

De hecho, ese fue el año del acercamiento entre Marcelo Ebrard y López Obrador, ya que Ebrard, que buscaba la jefatura de gobierno del DF por el Partido de Centro Democrático, dejó la candidatura para apoyar a AMLO.

En 2006, Camacho fue uno de los coordinadores de la campaña de López Obrador. Lo hizo tan mal que AMLO poco a poco lo fue alejando de las decisiones importantes.

¿Ahora será el operador electoral de AMLO, como dice El Universal? Me parece una broma de mal gusto.

1 comentario:

Alberto Ruiz dijo...

Natalia, Manuel Camacho es mucho más de lo que señalas, es el operador político y cerebro del grupo que llevó a Salinas y a Fox a la presidencia de la República, su relación con personajes como: Octavio Paz, Carlos Fuentes, Salvador Elizondo, Rafael Gutiérrez, Victor L. Urquidi, Enrique Krauze, Tomás Segovia, Gabriel Zaid, y con los investigadores Arnaldo Córdoba, Raúl Trejo Delabre, José Woldenberg y José María Calderón lo hacen tener TODOS los hilos del juego en la mano.