lunes, 28 de noviembre de 2011

Calderón y la Corte Penal: el que mucho teme es que sí la debe

23 mil mexicanos llevaron a Felipe Calderón a un juicio en la Corte Penal Internacional de La Haya.
 
No solo han pedido que se juzgue a Calderón, sino también a Joaquín Guzmán Loera (líder del cártel de Sinaloa), Genaro García Luna (secretario de Seguridad Pública), Guillermo Galván Galván (secretario de la Defensa Nacional), Francisco Saynez Mendoza (secretario de Marina) y demás autoridades, militares y narcotraficantes responsables de crímenes de guerra en México.
 
Según Calderón, las “imputaciones son claramente infundadas e improcedentes”.
 
Por eso, el señor Calderón ha dicho que analiza proceder legalmente contra los promotores del juicio, es decir, contra 23 mil ciudadanos mexicanos, entre los que están, entre otras, las siguientes personalidades:
 
John M. Ackerman (del Instituto de Investigaciones Jurídicas, UNAM), Miguel Badillo (Director de la Revista "Contralinea") Rafael Barajas ("El Fisgón", La Jornada) Virgilio Caballero (Periodista) Edgar Cortés (Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia) Claudia Cruz Santiago (Directora General del Instituto de Acción Ciudadana para la Justicia y la Democracia) Rocío Culebro (Directora, Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia) Carlos Fazio (periodista-la Jornada) Manuel Fuentes Muñiz (Presidente, Asoc. Nac. de Abogados Democráticos ANAD) Patricia Galeana (Facultad de Filosofía y Letras, UNAM) José Francisco Gallardo Rodríguez (General Brigadier y Doctor en Administración Pública) Olga Harmony  (Decana de la crítica teatral) Antonio Helguera (Caricaturista, Proceso, El Chamuco, La Jornada) Julio Hernández López (Astillero) José Hernández (Caricaturista, Proceso, El Chamuco, La Jornada) Epigmenio Ibarra (Presidente, Argos Comunicación).
 
Es un desacierto mayúsculo lo expresado por Calderón. Su actitud lo único que evidencia son sus temores de que el juicio en La Haya sí procede. Porque si el que nada debe, nada teme, el que teme tanto con Calderón es que tiene deudas mayores que pagar.

1 comentario:

Luis Eduardo dijo...

Es evidente que el señor ese no sabe de leyes, ni de política, vaya, ni siquiera de guerra.

Calderon lleva a México a un estado muy próximo al de sitio, a la suspensión de garantías individuales, a la espiral violenta, a la muerte. Querer proceder contra nosotros (porque yo firmé, a conciencia, seguro de que lo que pedimos no es una locura) es, a todas luces, un atentado contra las libertades que la constitución nos otorga.

Insisto en la necesidad del juicio. Insisto en la necesidad del cambio de rumbo de este país, en la búsqueda de una mejor situación atacando de manera organizada (y no con 'patadas de ahogado') la escalada de violencia, el terror que se apodera de muchos de nosotros.

Legalmente no sé que más procede, pero sin lugar a dudas algo tendremos que hacer esos 23 mil... 230 mil si se vale.