miércoles, 30 de noviembre de 2011

Bailemos con el Tuca, Tuca, Tuca, "TÚCArdozo"

POR: DON BALÓN


Un pleito viejo lo gana el olvido; el siempre polémico Tuca Ferreti sale de su ostra para nuevamente dar de qué hablar con una declaración más que sorprendente refiriéndose a un problema de hace 7 años con el llamado Príncipe Guaraní, José Saturnino Cardozo; el popular brasileño Ferreti que en su etapa directriz cosecha par de campeonatos con Chivas y Pumas, abre la semana contándonos que hace muchos torneos fue amenazado de muerte por el paraguayo o al menos por personas cercanas a él, así lo dio a entender Don Tuca, quien en el 2004 tuvo entonces que apartarse de la dirección técnica de los Diablos del Toluca para no exponerse a algo más. En ese cruce entre lo grave de las palabras de Ricardo Ferreti y lo extraño de las mismas --luego de tanto tiempo después del incidente--, coincide por supuesto obviamente el duelo de la semifinal entre los Gallos y los Tigres, partido de escasas pasiones que a falta de situaciones para conectar con la afición futbolera, tuvo entonces que "elevar" la intensidad de la confrontación recurriendo al chisme barato de revista de espectáculos de esas en donde balconean los amoríos de periodistas con delgadas reporteras o de programas de la farándula en los cuales se conoce cómo los estrellitas seducen a menores de edad, pues así por el estilo Don Ricardo Tuca Ferreti suelta una declaración bomba que seguramente terminará por no explotar en el lugar común del "no pasa nada", pero que por lo pronto, saca del entorno al que deberían de estar los protagonistas del juego, concentrados en sus entrenamientos y estrategias, para llevarlos al terreno de la provocación, como aquellos estudiantes que compiten en matemáticas y en lugar de resolver la mejor calificación en el examen se agarran a golpes a la salida.

¿Cuántos años más hubiera seguido ignorando la afición al fútbol estas revelaciones del Tuca? Será que parte del milagro de estas verdades pasa por una estrategia de inteligencia emocional de parte de Ferreti para desestabilizar el apacible vestidor queretano todavía ensimismado por la hazaña de liquidar al súper líder Guadalajara a las primeras de cambio. El Tuca apegado a su experiencia y colmillo siguiendo al pie de la letra las recomendaciones de Sun Tzu en El Arte de la guerra, “cuando el enemigo para y acampa lo molestamos”, mete un golazo emocional no con su potente pierna, sino con un extraño remate de ensalivada lengua antes de que el balón empiece a rodar, haciendo que bailen prensa, equipo rival y medio futbolístico, como dicen los Tucanes de Tijuana --sólo que ahora en una nueva versión--, al son del Tuca, Tuca, Tuca, “TÚCArdozo”.

1 comentario:

luismhdz dijo...

No estoy deacuerdo en lo referente a que realizo el comentario para atraer gente al estadio, le informo que segun la directkva de tigres, de los 42,000 localidades del estadio universitario toda la temporada incluyendo liguilla solo pueden vender 1000 boletos libres y esos se acaban de inmediato. para atraer afición no fué, para desconcentrar al Queretaro, talvez, pero es problema del Queretaro si le sigue el juego.