sábado, 8 de octubre de 2011

PRI: del plato a lo boca

Hoy el PRI tuvo una de esas reuniones fastuosas. Dos fueron las notas destacadas del evento. La primera, la foto que se tomaron sonriendo y saludando Enrique Peña Nieto y Manlio Fabio Beltrones. La segunda, lo que dijo Moreira de que el PRI va a ganar de todas a todas.

Los priistas ya están de fiesta, ya se sienten de nuevo en el máximo poder en México. Qué felicidad la de ellos. Ya se sienten en donde estuvieron 70 años: manejándolo todo. Terrible cosa, de horror. Porque es una película de espanto el regreso del PRI. Pero, como suele ocurrir, del plato a la boca se cae la sopa. Y es que no han terminado de arreglarse Peña Nieto y Beltrones. Así que cualquier cosa podría pasar entre ellos,  sobre todo que el segundo con guerra sucia descarrile al primero. Y si Beltrones hace público lo que se supone tiene contra Peña Nieto, pues adiós PRI.

Nada hay más falso que las sonrisas de los políticos cuando se saludan y abrazan en público. Así que detrás de tanta cordialidad entre ellos seguramente se esconde el veneno con el que van a tratar de arrebatarse la candidatura el uno al otro. Habrá que esperar todavía para ver si son capaces de disciplinarse o si van a hacer lo que ya Madrazo le hizo a Montiel: apuñalarlo. Y bueno, está el otro problema que daña tanto al PRI ahora: la debilidad de Moreira. Ya todo el mundo da por muerto a Moreira. Es decir, lo ven ya fuera de la presidencia nacional del PRI. Y si Moreira se va por el problema de la deuda de Coahuila, pues el PRI pagará los platos rotos.

Creo que los priistas hacen mal al celebrar muy anticipadamente una victoria que todavía no consiguen.

La prudencia tendría que aconsejarles ser más discretos a la hora de expresar sus emociones.

No hay comentarios: