lunes, 10 de octubre de 2011

Latigazos a una mujer por filmar una película

Qué historia he leído en El País. A la acrtriz iraní Marzie Vafamehr se le condenó a un año de prisión ¡y a 90 latigazos! por participar en una película crítica al régimen de su país.

La cinta se titula Teherane man haray (Mi Teherán a subasta) y, por dura que sea, por ningún motivo amerita un castigo tan salvaje..

Según el mencionado diario “la cinta cuenta las dificultades de una artista iraní para expresarse y que se ve obligada a vivir en la clandestinidad”.

Se trató, de acuerdo al marido de la actriz, de una obra que contaba el permiso del gobierno de Irán.
A pesar de eso, Marzie Vafamehr ya se encuentra en la cárcel de Garchak, “un antiguo gallinero que no reúne las mínimas condiciones de habitabilidad”.

La película la produjo hace cuatro años Garanaz Musavi, una iraní residente en Australia.

El filme ha participado en varios festivales y en Irán se distribuye en el mercado negro.

Más allá de que la bárbara sanción a la actriz incrementará las ventas y aun el precio de la película, realmente el hecho es indignante por dos motivos: por el ataque a la libertad de expresión y por la agresión bestial a una mujer cuyo único pecado es trabajar.

No hay comentarios: