domingo, 2 de octubre de 2011

AMLO en el Auditorio


La nota es que no hubo nota en el evento de Andrés Manuel López Obrador de este domingo en el Auditorio Nacional.

No hubo nota en el sentido de que, como era lógico, el tabasqueño no expresó nada que pudiera considerarse una novedad.

Es decir, Andrés Manuel ni se peleó con Marcelo Ebrard Casaubón ni anunció nada que no se supiera desde antes del acto en el que su organización, Morena, pasó de la informalidad a la institucionalidad, por así decirlo, al convertirse en una asociación civil.

Tampoco sorprendió a nadie al dar a conocer a los integrantes del Comité Ejecutivo y del Consejo Consultivo de Morena, entre los que figuran los intelectuales, empresarios y políticos que lo han acompañado durante años, como Elena Ponniatowska, Laura Esquivel, Carlos Payán, René Drucker, Fernando Turner, Rosario Ibarra, Jesusa Rodríguez, Alfonso Durazo, Genaro Góngora Pimentel, etcétera.

Dijo lo que ya sabíamos: que será candidato si las encuestas lo favorecen y, a pesar de que sus seguidores se lo exigieron a gritos en el Auditorio Nacional, no consideró conveniente romper con Marcelo Ebrard.

Nadie se extrañó al ver en el evento a las dirigencias, completas, del Partido del Trabajo y de Movimiento Ciudadano (antes Convergencia) y solo a la mitad, la que ha permanecido leal a López Obrador, de la cúpula del Partido de la Revolución Democrática (los chuchos, que son sus enemigos, no participaron).

Y fue normal, para lo que ha hecho todos estos años López Obrador, que miles de ciudadanos llenaran el Auditorio Nacional y muchos otros se quedaran afuera.

No hubo nota, lo que era hasta cierto punto lógico.

Tampoco llamó la atención el trato que los principales diarios mexicanos le dieron a lo expresado por Andrés Manuel en sus páginas web este domingo, a saber:

“Listo para candidatura si me favorecen sondeos: AMLO”, la Jornada.

“Estoy listo para ser candidato.- AMLO”, Reforma.

“AMLO se declara listo para ser candidato presidencial”, Excélsior.

“AMLO: Listo para ser nuevamente candidato”, El Universal.

“No seré candidato si no cuento con respaldo: AMLO”, Milenio.

Ni los medios se salieron del guión que han seguido en los últimos tiempos. La Jornada, Reforma, Excélsior y El Universal, con objetivad y buen gusto, destacaron en positivo las aspiraciones electorales de Andrés Manuel López Obrador (“Estoy listo para ser candidato”), mientras que el enfermizamente antipejista Milenio con el peor estilo subrayó lo negativo (“No seré candidato si no cuento con respaldo”).

Todo ocurrió como estaba previsto.

Lo que sigue es esperar que se realice la encuesta que decidirá al candidato presidencial de izquierda.

Y, cuando tal cosa ocurra, nada tampoco se saldrá de lo esperado: romperán, claro que lo harán, López Obrador y Ebrard.

No podría ser de otra manera entre dos políticos que, por más que se empeñen en aparentar que luchan por lo mismo, en realidad defienden proyectos de nación absolutamente distintos entre sí.

Al tiempo.

No hay comentarios: