lunes, 26 de septiembre de 2011

Rumbo al GDF


El fin de semana Martí Batres rindió un informe “simbólico” acerca de lo que hizo cuando fue secretario de Desarrollo Social del Gobierno del Distrito Federal, cargo del que fue despedido, en forma autoritaria y por razones políticas, por Marcelo Ebrard Casaubón.

Ya era Batres uno de los dos perredistas mejor posicionados en las encuestas rumbo al GDF (la otra es Alejandra Barrales) y no hay duda de que crecerá. Es que las víctimas siempre son populares. Esto es algo que Ebrard no calculó.

Como Ebrard despidió a Batres para quitarle a un rival incomodo a su precandidato favorito, Mario Delgado, rápidamente el actual jefe de gobierno decidió encabezar él mismo la precampaña de Delgado.

También el fin de semana, Ebrard le organizó un gran acto a Delgado, secretario de Educación del GDF. La excusa fue analizar el sistema educativo, pero en realidad se trató de un “destape”, muy a la priista.

El problema para Ebrard que, a pesar de tanto apoyo, Mario Delgado aparece en los últimos lugares en todas las encuestas conocidas.

Y, bueno, por desgracia para Marcelo Ebrard, el destape de Mario Delgado no fue muy tomado en cuenta porque, al mismo tiempo, en el Distrito Federal el precandidato presidencial priista Enrique Peña Nieto realizó su primer acto político en la capital.

Lo hizo Peña Nieto, invitado por el experredista René Arce, con el único propósito de apoyar las aspiraciones de Beatriz Paredes al GDF.

Eso tuvo mucho más impacto mediático en primer lugar, como se ha dicho, porque fue el evento inaugural de Peña Nieto en el DF; en segundo término porque Paredes es una figura bastante más importante que Delgado, y, también, porque Beatriz encabeza todas las encuestas de preferencias electorales relacionadas con la sucesión capitalina.

Para no quedarse atrás, Alejandra Barrales tuvo un papel destacado en una conferencia de prensa convocada por diputados federales y locales del PRD que buscan defender el presupuesto del GDF. Ellos anunciaron que llevarán a cabo una intensa campaña de difusión de ese tema, que podría ser aprovechada por Barrales para seguir consolidando su muy buena posición en los sondeos.

En el lado del PAN, José Luis Luege, comisionado nacional del Agua, aprovechó un evento deportivo en la UNAM para anunciar que buscará la candidatura de su partido al GDF.

Como no es Luege, sino Demetrio Sodi, el principal aspirante panista al GDF, su anuncio ha pasado prácticamente inadvertido.

No hay comentarios: