lunes, 5 de septiembre de 2011

Laberíntico Peña Nieto

En entrevista con Hugo Corzo del diario Reforma (calificada por el reportero como “laberíntico diálogo”), el todavía gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, por primera vez, que yo recuerde, habló de sus aspiraciones presidenciales.

Peña Nieto expresó que no tendrá tiempo de tomarse vacaciones en cuanto concluya su periodo como gobernador.

Lo que sí afirmó es que, “como militante de mi partido”, espera participar en el proceso electoral de 2012.

Sobre lo anterior, Peña Nieto dijo que ya tomó, “en mi interior”, una decisión que dará a conocer en su momento.

Eso significa, según el reportero de Reforma, que Enrique Peña Nieto “ni se apunta ni se descarta… sino todo lo contrario”.

Además de eso, Peña Nieto habló de su relación con Angélica Rivera, “La Gaviota”. Él está, dijo, “muy feliz de esta nueva oportunidad de hacer una nueva familia”.

Qué maravilla, romántico aspirante presidencial que, por cierto, cuando termine su periodo al frente del gobierno del Estado de México, de inmediato dejará esa tierra, hoy absolutamente inundada, ya que Peña Nieto se irá a residir, faltaba más, al Distrito Federal.

Inteligente medida. Es que, solo si estuviera loco Peña Nieto se quedaría a vivir en el Estado de México, con tantas inundaciones y problemas como hay ahí y que él no pudo, y sabrá Dios si lo intentó, resolver.

No hay comentarios: