martes, 5 de julio de 2011

Señor Gómez Leyva: Qué pena me da usted

Pensaba que usted, Ciro, había tocado fondo, hace semanas, en lo referente a su ética como periodista. Veo que no. Para los que han perdido el sentido de la decencia, siempre es posible ir más abajo. Lo digo a propósito de su columna de hoy en Milenio: “Perdieron porque fuiste un mal candidato, Alejandro”.

En qué forma tan miserable trata usted, señor Gómez Leyva, a Alejandro Encinas, un hombre que, si tuvo un mal desempeño electoral (en las competencias se está expuesto a todo, a perder y a ganar) ha sido durante años, muchos, un ejemplo de dignidad política, de congruencia ideológica, de honradez y de sensatez.

Seguramente, si yo buscara en las hemerotecas, podría encontrar expresiones suyas, Ciro, elogiando al señor Encinas, lo que me llevaría a preguntarme por qué hoy, después de la victoria del PRI en el Estado de México, usted cambia de opinión y se lanza a golpear sin piedad a Encinas. Creo que si lo hiciera me respondería que usted, señor Gómez Leyva, desde hace tiempo responde a intereses ajenos al periodismo y no a la moral con la que debe conducirse un informador.

Molesto usted, Ciro, porque Encinas ha denunciado una elección inequitativa en el Estado de México, en la que claramente las encuestas diarias, ¡diarias!, publicadas por Milenio (eso representa mucho dinero, ¿quién lo pagó?) jugaron un papel en el apoyo al candidato del PRI, Eruviel Ávila, se lanza usted, señor Gómez Leyva, a descalificar en forma realmente mezquina a un hombre que simple y sencillamente lo único que hizo fue participar con honradez en una contienda electoral, después de la cual ejerció su derecho a decir la verdad, y la dijo: No hubo equidad en ese proceso, por lo que sí, Ciro, Encinas perdió porque la democracia mexicana es un desastre en el que solo se escuchan las voces de quienes participan en los oligopolios mediáticos, como usted que goza de la dicha de estar en Milenio Diario, en Milenio Televisión, en Televisa y en Radio Fórmula, usted que cuando estaba en el pequeño Canal 40 era un periodista digno y que, hoy que empieza a ser una estrella más del Canal de las Estrellas, es usted un periodista entregado al poder.

En alguna de sus noches de insomnio, cuando quizá lo asalten los remordimientos por el giro que dio su vida profesional, usted, Ciro, recordará lo bueno que era como periodista antisistema y lo malo que hoy es como un peón más del señor Azcárraga y los otros barones de los medios siempre cómplices del poder político.

Por eso, porque a usted lo que en el fondo verdaderamente le duele es no estar más en el lado de la dignidad que busca un cambio para México, se atreve, Ciro, a decirle a Encinas barbaridades como las siguientes:

“Hasta la noche del domingo tenía la impresión de que él (Alejandro Encinas) no era de los que se refugian en los cuentos y las supersticiones para pasar los tragos amargos. Ahora sé que es uno más. Encinas perdió porque no entusiasmó a nadie. Porque su campaña fue insulsa, plagada de lugares comunes. Porque le habló a los suyos, a su clientela. Queda su récord: perdedor en la delegación Álvaro Obregón en 2000, perdedor por la presidencia del PRD en 2008, es ya el peor candidato a gobernador del PRD en el Estado de México desde… Alejandro Encinas en 1993. Peor que Yeidckol Polevnski en 2005, que Higinio Martínez en 1999. Le ganaron por 41 puntos; por ser un mal candidato”.

No, señor Gómez Leyva, así no son las cosas. Le exijo que respete a uno de los hombres más dignos que tiene la política mexicana. Discúlpese con Alejandro Encinas si todavía le queda a usted un mínimo de decencia en su corazón.

7 comentarios:

Momo dijo...

Aunque no comparto todo lo expresado en esta columna, creo que los profesionales de los medios de comunicación deberían ser objetivos y guardarse sus opiniones personales para las pláticas de café.

Cuando no lo hacen, se convierten en algo extraño y su credibilidad es dañada en más de una forma.

Si así se están expresando desde ahora, siento pena ajena por lo que nos espera este año con miras a las elecciones presidenciales.

Un saludo.

ALVARO AQUINO dijo...

"Que lastima"...no queda nada de aquel Ciro, que defendia como un perro al canal 40 del chiquihuitazo, ahora mama las mieles del poder y olvida la honestidad del periodismo.

Anónimo dijo...

La columna de Ciro en Milenio hablaba de que Encinas fue mal candidato. No habló nada acerca de su carrera política.... pero creo que sólo lees lo que te conviene. Lamentable.
Jose Luis Hernandez Morales

AlbertoPGT dijo...

Estoy de acuerdo en que Ciro ya no es ni la sombra de lo que era; sin embargo, no creo que deba disculparse con Encinas, quien no ha mostrado ser un político diferente, ni más honesto ni más visionario, ni más estadista que los demás, es "del montón", realmente. Tiende a ser un líder mesiánico como su mentor AMLO (que en estos días lo niega, "Antes que mis adversarios me casi tripliquen el porcentaje de votos, me habrás negado tres veces"). Ni Ciro es buen periodista ya, ni Encinas es el mejor político que haya dado México.

Anónimo dijo...

Muy de acuerdo con lo escrito por Ciro Gómez Leyva. Encinas es una perdedor y un gato del peje.

Anónimo dijo...

Natalia. Como siempre admirando su valor. Sabe? Para entender este fenomeno de Ciro Gomez Leyva hay que estar dentro de la organización de Milenio Hay un nombre que nunca se menciona: Francisco Gonzalez Sanchez aquel personaje corrupto que hizo su fortuna de la mano de Carlos Salinas. Francisco Gzlz Jr (panchito) es el aprendiz del padre pero a sus escasos 30 años aun la "caga" en sus decisiones y creame Ciro no tiene mas que obedecer, platique de este tema con Federico Arreola quien lleva años en un litigio laboral contra Don Pancho y vera de que hablo. Espero tomarme pronto ese cafe en el cardenal que hace unos dias le comente. Saludos

yaocihuatl iztaxochitl dijo...

Si, ya ni llorar es bueno. Bueno o mal candidato, el PRD en el Edo, de México parece ser como un joven inexperto y sin recursos MATERIALES, sin principio de unidad verdadera, todavía muy verde en cuestiones de estructura interna y sin candidatos con fuerte trayectoria en el Estado. A eso, súmele que el PRI ESTÁ MONTADO EN UN TRENEZOTE DE PODER PESADO,QUE PASA ARROLLANDOLO TODO, PORQUE TRAE UNA INERCIA QUE NADIE LO DETIENE, DE ECONOMÍAS TURBIAS, DE ABUSO A LA GENTE DE LOS MUNICIPIOS EN LOS RINCONES DE IGNORANCIA, POBREZA Y MISERIA, COMPRANDO VOTOS CON OBSEQUIOS, DÁDIVAS Y DINERO-QUE-QUIÉN-SABE-DE-DONDE-VIENE-PERO-NUNCA-SE-ACABA. Vivo en Malinalco, Edo de México y lo que digo es lo que veo por estos rumbos. Voté por Alejandro Encinas, ya que soy simpatizante de PRD, aún a sabiendas que no ganaría mi candidato, Y NO PORQUE NO FUERA EL MÁS INTERESANTE, INTELIGENTE O CAPAZ, sino que de pronto veo que por acá y en estos tiempos, apenas estamos picando piedra en cuestiones de democracia, por eso es tan importante medios de comunicación como éste, que nos hecha al ruedo a que confrontemos lo que realmente pensamos y sentimos como gente del Pueblo. Pienso que A. Encinas fue muy buen candidato, con claridad en sus propósitos, con integridad personal, sensibilidad social y cultural, experiencia con buenos resultados como jefe del Gobierno Capitalino. Sí me parecen deplorables los puntos de vista de un vendido como C Gómez Leyva, pero que le pida disculpas, su soberbia no se lo permite ni su olvido de sí mismo.¿Qué le vamos a hacer? Tiempo al tiempo, quizás desenmascarando la forma en que el Poderoso Sindicato de la Educación en México está vinculado a la falta de democracia en nuestro Estado y en todo el país, podamos trazar y esperar mejores RESULTADOS.