lunes, 18 de julio de 2011

Debate #Izquierda2012

Invité al señor Fernando Belaunzarán a un debate por Twitter acerca de dos temas de relevancia para la izquierda: el método de elección de su candidato presidencial y la popularidad de los precandidatos a la jefatura de gobierno del Distrito Federal.

Belaunzarán aceptó y hoy intercambiaremos puntos de vista a partir de las once de la mañana en la mencionada red social de internet.

Mi oponente, a quien respeto, pertenece al PRD, partido en el que ha ocupado diversos cargos de responsabilidad.

Pero Fernando Belaunzarán no solo es un militante del Partido de la Revolución Democrática, sino que es un muy activo representante de Nueva Izquierda (“los chuchos”), la corriente que domina las estructuras burocráticas de ese instituto político y que ha declarado, en los últimos años, una guerra sin cuartel a Andrés Manuel López Obrador, el izquierdista más popular que hay en México.

En lo personal, debo decir que no soy perredista (ni panista ni priista), soy simplemente una ciudadana sin partido interesada en la política.

A mis 32 años de edad, he votado en dos elecciones presidenciales, ninguna por los candidatos de izquierda.

Ahora bien, si las elecciones fueran hoy, como dicen los encuestadores cuando hacen sus preguntas, creo que por primera vez en mi vida votaría por la izquierda, específicamente por Andrés Manuel López Obrador.

Luego hablaré de las razones que me llevan a preferir, ahora, a Andrés Manuel, que básicamente tienen que ver con el conocimiento de sus propuestas y de algunos de sus colaboradores más importantes, como Alfonso Durazo, Dante Delgado y Ricardo Cantú.

Hoy, sin representar a la izquierda ni al PRD ni, mucho menos, a sus tribus, debatiré con un conocido perredista.

Belaunzarán defiende un método de selección del candidato presidencial de izquierda que podría favorecer a uno de los precandidatos, Marcelo Ebrard Casaubón.

A mí, lo que Belaunzarán y los otros integrantes de Nueva Izquierda proponen me parece inadecuado, por lo que considero que la selección de su candidato para el 2012 tiene que darse de otra forma, en la que, ciertamente, la ventaja la lleva López Obrador, y por mucho.

En unas horas quedará evidenciado qué tan buenos o tan malos son los argumentos de Belaunzarán y los míos.

He escrito este texto solo para responder a una crítica que me han estado haciendo en Twitter: que no represento a la izquierda ni a AMLO. Claro que no los represento. Hablo por mí misma y agradezco que un representante de la mitad del PRD se dé tiempo para debatir conmigo.

4 comentarios:

Carlos Nino dijo...

No me gusta tu falta de objetividad, procura ser menos pasional en favor de AMLO.

AMLO también fue miembro activo del PRI y no lo mencionas.

AMLO ahora se asesora de CAMACHO e hizo alianza con EBRARD (salinistas según tú) y lo desconoces.

MUÑOZ LEDO (ex presidente del PRI y EX- FOXISTA) ahora asesora a AMLO

Por eso se hunde AMLO, lo idolatran y nadie le dice sus verdades, pero allá él y quienes lo siguen apasionadamente (cegados diría yo)

carlosnino1 (Twitter)

Anónimo dijo...

¿Por qué le hablas así? ¿Porque es mujer? El poco objetivo eres tú.
Un argumento provocador de los contincantes de AMLO es adjudicarle a él y a quienes lo apoyan el mote de "pasionales", forma parte de una estrategia de descalifiación y de medios. El poco objetivo eres tú.
AMLO y todos los políticos de México han hecho múltiples alianzas, al único que se le exige una pretendida congruencia es a AMLO, quien ha sido congruente con su planteamientos, desde inicio.Eso lo ha hecho cambiar. No como al resto, que lo que los hace cambiar es su ambición de SEGUIR en el poder. Para muestra botón: Elba Esther Gordillo ya tiene candidato: Marcelo Ebrad.

Anónimo dijo...

Sólo diré q se agradece la honestidad,respeto y claridad de Natalia.Los argumentos de cada persona en la vida son respetables y se vale defenderlos hasta el final,cuando se hace con honor y decoro.Leticia Portilla

elsa claudia, malinalco dijo...

Si, es cierto que Natalia no representa a la izquierda ni a AMLO, afortunadamente, pero sí está tomando una dimensión de ser vox populi con sentido común, razón por la que vale la pena leerla, ya que viene siendo el termómetro de un sector pensante de la población. Se agradece al sr. Belaunzarán tomar en cuenta la humilde y viva opinión de Natalia ya que habemos muchos que sí nos identificamos con su forma de pensar. Estaremos atentos porque con diálogos como ese vamos conformando opiniones más centradas. Saludos desde Malinalco.