domingo, 26 de junio de 2011

Sicilia: lo dijo en Proceso, lo debió decir en Chapultepec

Sostengo lo expresado en mi anterior columna publicada en este bolg: el aparato mediático al servicio de Felipe Calderón usó con propósitos de mercadotecnia política a Javier Sicilia. Hombre bondadoso, espiritual, entregado a las letras, Sicilia permitió en el Castillo de Chapultepec que Calderón lo manipulara. Así, la nota que dio la vuelta al mundo no fue la de la indignación de las víctimas de la guerra perdida contra el narco, sino la "histórica" actitud de un gobernante que supo escuchar a su pueblo.

Seguramente consciente de lo anterior, Javier Sicilia ha empezado a dar entrevistas, como la que he leído hoy en la revista Proceso, en las que expresa juicios muy duros sobre Calderón. Ha dicho:

"Su cerrazón demuestra que el presidente no es sensible"

"La presencia de García Luna, un signo más de intransigencia"

"Tal vez me faltó dureza, pero también con serenidad se gana"

"Yo también soy de mecha corta, pero no caí en la provocación; el que manoteó fue Calderón"

"Aceptó cargar las culpas y su costo moral; tendrá que asumir su consecuencia jurídica"

"Cedimos el lugar pero ganamos voz y presencia públicas"

Por importante que sea la revista Proceso, que lo es sin duda, no tiene el alcance de la televisión y la radio mexicanas que ya se encargaron de presentar el diálogo de Chapultepec no como un reto de las víctimas del poder a Calderón, sino como una muestra de lo "buen gobernante" que es el principal responsable de la guerra que ha dejado ya a más de 40 mil familias mexicanas enlutadas. Y menos aún podrá Proceso convencer a los lectores de la edición internacional de El País, de España, de que es falso lo expresado por el más influyente diario en nuestro idioma en el sentido de que a México lo conduce un líder que sabe lo que hace, que cuenta con una estrategia eficaz y que se da tiempo para atender cara a cara al pueblo que sufre.

Lo que estoy diciendo es que, evidentemente, Calderón supo utilizar al movimiento de Sicilia, dentro y fuera de nuestra nación, para justificar una guerra cuya utilidad solo Calderón y sus más cercanos defienden. Es decir, la autoridad moral del poeta ha servido para legitimar lo que el poeta busca acabar: la violencia que está destruyendo a México.

Todo mi respeto, toda mi simpatía y todo mi cariño al poeta Javier Sicilia y al resto de las víctimas de la barbarie. Pero creo que don Javier se equivocó al mostrarse al mismo tiempo muy duro y muy complaciente con Felipe Calderón, el político que hoy debe estar más convencido que nunca de que está haciendo lo correcto.

Hace bien Sicilia en mostrarse, después del diálogo con Calderón, muy duro con este gobernante testarudo, ciego y sordo. Pero creo que eso lo debió haber hecho en el Castillo de Chapultepec, de tal modo de no permitir las interpretaciones interesadas que el gobierno difunde masivamente en México y en el extranjero.

4 comentarios:

radioshow80s dijo...

El solo hecho de que Calderon haya aceptado reunirse con Sicilia era evidente que lo que perseguia era verse bien, siempre el golpe mediatico a un politico puede ser fulminante, pero le falto fuerza de reclamo a Sicilia y un "Presidente" que no ha hecho otra cosa que errar sus "estrategias" y en tiempos electorales le caería bien algo asi, lo supo aprovechar lamentablemente, para todos los que ya sabemos que tipo de "Gobierno" encabeza, que lastima y que pena, el castigo se lo daremos los electores en las urnas (espero!)

antonio dijo...

que asco de nota.

me cae que yo quiero simpatizar y nomás no entiendo de qué va esto.
ves al presidente como nunca lo habíamos visto, en un diálogo verdadero y público con sus opositores y ahora resulta que con todo cinismo dicen que sólo lo utilizó.

Al principio del video creía que Sicilia era un oportunista. Al final me convencí de que él y el Presidente representan personas con la misma intención e ideas diferentes.

después de leer lo que ha dicho ya no se que quiere. nomás me quedo con la asquerosa imagen del poeta besando a la madre desvalida... y resulta que el Calderón estaba aprovechando...

¿qué esperaban? alguien explíqueme porque no lo entiendo.

no entiendo: si lo que querían era destruír al presidente en público ¿por qué no lo hicieron cuando tenían oportunidad? el cabrón este fumando en un edificio federal... le da un rosario con jiribilla y el presidente le responde algo de lo más chingón y sincero que he oído: que los rosarios que le han dado todos los ha rezado su esposa...

no entiendo. cuántas viejitas más quiere besar Sicilia? cómo quiere parar la violencia si no está dispuesto a ceder?

no hay cosa mas necia que lo que dice esta natalia colmenares: está viendo la realidad, ahí está el video, las palabras, el diálogo, todos lo vemos y aún así se hecha su discurso diciendo que son los medios masivos los que nos quieren hacer creer que el presidente actuó bien en el evento.

eso se llama doblepensar y lo siento, pero sólo se hace con fines políticos.

que pena.

que asco.

Anónimo dijo...

CLARO QUE EL PRESIDENTE MANIPULO TODO A SU ANTOJO: PIDIO PERDON A LOS QUE EL QUISO Y POR LO QUE EL QUISO. EN OTRAS PALABRAS NUNCA ACEPTO QUE ESTA MAL SU ESTRATEGIA Y NI SIQUIERA PROMETIO HACER UN ALTO EN EL CAMINO PARA REPENSARLA, TODO LO CONTRARIO AHORA SE QUIERE LAVAR LAS MANOS CON EL CONGRESO QUE NO LE VOTAN SU INICIATIVA DE SEGURIDAD, SIENDO QUE EL DECLARO LA GUERRA SIN TENER LAS HERRAMIENTAS NECESARIAS.

Anónimo dijo...

¿qué esperábamos, "el Pueblo", de este encuentro? Quizá que Calderón pudiera escuchar y entender razones, de personas vivas, pacientes desesperados de una realidad que los ha afectado profundamente, para que al escucharlas, quizá Calderón abriera los ojos a situaciones inimaginables desde la protección del trono en el que él se encuentra, o quizá que todo lo que ha logrado caminar la propuesta de Sicilia, alcanzara oídos en la cabeza que debe pensar bien para todos, o supuestamente.antonio: ¿qué tendría que ceder Sicilia?, no va por ahí la cosa, no sé si tú vivas en México, aquí las cosas están mucho más enredadas de lo que la prensa oficial deja ver. Ahora, si esta voz de Natalia, que es fresca y sin doble fin, te provoca tanto asco, ¿porqué no miras y rectificas en tu interior? quizás hay algo bien podrido