miércoles, 29 de junio de 2011

Elba Esther: La confesión

Ha dicho ahora la líder del sindicato de maestros, Elba Esther Gordillo, que en 2006 apoyó la candidatura de Felipe Calderón Hinojosa a cambio de un arreglo político que incluyó cargos y posiciones diversas en el gobierno federal.

Eso no es nuevo, claro que no. Ya lo había denunciado, desde los tiempos del plantón de Reforma, Andrés Manuel López Obrador. Pero si hoy es noticia relevante en todas partes se debe a que la propia Elba Esther lo ha confesado.

Debido a ese acuerdo, dijo la maestra Gordillo, Roberto Campa ingresó al Sistema Nacional de Seguridad Pública, Francisco Yáñez a la Lotería Nacional y Miguel Ángel Yunes al ISSSTE.

Elba Esther añadió:

“Mea culpa, mea culpa. Vino la sucesión y llegamos al acuerdo de ir con el Presidente Calderón por la Presidencia de la República, previos arreglos de orden político que no deben avergonzar a nadie, a mí no me avergüenzan, yo hago política. Pero no eran para satisfacer mis ambiciones personales, ni de mi gremio, sino para que aquellos que trabajaban en Nueva Alianza tuvieran un espacio político y pudieran seguirse desarrollando, y esto es legítimo”.

Ahora, todo el mundo lo sabe, la maestra Elba Esther Gordillo apoya al priista Enrique Peña Nieto, lo que seguramente tampoco le avergüenza.

¿Qué le dará Peña Nieto a Elba Esther en caso de que el actual gobernador del Estado de México llegue a la presidencia de México? Como mínimo, los mismos cargos que le dio Calderón.

No voy a criticar los métodos de la maestra. Solo diré que, en lo personal, me parecen excesivamente pragmáticos, escasamente basados en la ética política y de ninguna manera recomendables si lo que se quiere es cambiar al sistema político mexicano que, en mi opinión, ya no funciona.

Lo que diré es que, en el ejercicio de la política, lo que prefiero es otra cosa: una conducta más basada en principios y menos en intereses, más orientada a la moral que a los cargos públicos, más idealista que enfocada a las ganancias electorales de corto plazo.

Elba Esther Gordillo ha sido, sin lugar a dudas, la mujer más poderosa en México en los últimos años. De esto no puede haber la menor duda. Su poder, gigantesco, lo fundamenta en su capacidad para ganar elecciones con su ejército de maestros bien adiestrados en materia comicial. Pero lo que ella no ha sido, claro que no, es una mujer idealista. Por lo mismo, no ha sido la más admirable.

5 comentarios:

E. Mata dijo...

Esa forma clasica del PRI de hacer politica es la que tiene a Mexico Hundido y no lo deja avanzar. La profesora gordillo deberia ser mas humilde, Dejar atras la soberbia y que se transforme a los nuevos tiempos y respete la DEMOCRACIA.

Sofía López Olalde dijo...

Lo más triste de la historia es que la mujer más poderosa tenga dos cosas a la vez: poca ética y la educación de millones de niños en sus manos.
Como siempre un muy buen artículo. Enhorabuena!

Fernanda dijo...

Muy tristes las declaraciones de esta mujer, a mi si me daría vergüenza. Mas triste que la educación de nuestros niños este en sus manos, que demuestran, están llenas de corrupción. Pero algo se te esta olvidando, que dice Felipe Calderon de todo esto????? Acaso tampoco se entero como no se entero de la detención de Hank?????

tiojosemexicali dijo...

E. MATA. SI PUEDES Y SI QUIERES POR FAVOR EXPLICAME PORQUE LE ECHAS LA CULPA AL PRI DE TODOS LOS MALES DE MEXICO. HASTA DONDE YO SE ESTA GOBERNANDO EL PAN ( A NIVEL FEDERAL Y ALGUNOS ESTADOS Y MUNICIPIOS)Y LA MAESTRA GORDILLO PERTENECE A OTRO PARTIDO QUE NO ES EL PRI, ENTONCES DIME DONDE ESTA LA CULPA DEL PRI DE QUE MEXICO ESTE HUNDIDO. NO VAYAS A DECIR QUE PORQUE NO VOTAN LAS REFORMAS PORQUE ESO ES UN MITO INVENTADO POR EL PAN. PENSAR QUE CON LAS REFORMAS SE VAN RESOLVER TODOS LOS PROBLEMAS DE MEXICO ES UN CUENTO CHINO. ATENTOS SALUDOS.

yaocihuatl iztaxochitl dijo...

Dicen que el pez por la boca muere, ella misma dió ciertos datos clave que, sin haber sido su intención, tal vez sean las puntas de las madejas enredadas en éste hermoso país llamado México. Idealista o pragmática, ojalá que como individuos, como sociedad y como país, ya estemos en condiciones de cuestionar, conocer y quitar a esta pieza clave, doña Elba Esther, de las estructuras y prácticas dinosáuricas, que a este país lo tienen hundido como ya dijo E. Mata. Buena pregunta la de Fernanda: ¿qué nos dirá el sr. Calderón, si es que está enterado de "la confesión"?, él, que en su momento se vanaglorió tanto de contar con los votos del pueblo tan limpiamente, tan libremente, vamos por auténtica democracia. En éste País, viene mucho por verse, por eso, hay que abrir bien los ojos.