miércoles, 22 de junio de 2011

De El Fisgón y "El país de El Llorón de Icamole"

He estado leyendo, de Rafael Barajas “El Fisgón” el libro “El país de El Llorón de Icamole”. Es un excelente ensayo sobre las caricaturas y el humor político en México en la llamada era de Tuxtepec (1877-1884). De esta obra, editada por el Fondo de Cultura Económica, tomé algunos versos para presentarlos a los lectores de mi blog. Que los disfruten.



Ya no hallo qué pensar de tanta gresca;
La intriga electoral es ya tan tosca
Que se aprontan las armas y la mosca
Y la lumbre le arriman a la yesca
(El Tranchete, 1879)


Bien urdido está el enjuague
Y no parece delirio:
Quiera Dios que  D. Porfirio
Esta trácala no pague
(El Tranchete, 1879)


Don Porfirio quiere darnos
Sucesor: es cosa hecha
O pasa a un amigo suyo
La silla y la presidencia;
Es decir á un subalterno
Que el cuarto año se la vuelva
O ántes, si hubiere lugar
Al pacto de retroventa
(La Jicotera, 1880)


-No hay dinero! –No hay dinero!
Es el grito lastimero
De toda la población;
Don Porfirio hace un puchero,
Y á toda orquesta Romero
Sigue tocando el violón.
-No hay dinero! –No hay dinero!
Pero sí habrá exposición.
(…) Y México á la porra
Se irá sin que ninguno le socorra;
Y á la porra se irá también el de Fomento
Montado en un Jumento,
Recordando estos versos españoles:
“No es bueno hacer jardínes
Donde faltan patatas y rabioles”
(El Demócrito, 1879)


Diputados de consigna;
Periodistas malandrines,
Mochos, clérigos, traidores,
Compadres, gobernadores,
Revoltosos matachines
(El Demócrito, 1879)


La crueldad.
La ignorancia.
La ingratitud.
Y por último, su tontera.
He aquí lo que deja Porfirio.
(La Casera, 1880)


Hasta la fosa cayó
Porfirio Díaz, el tirano
El que al pueblo mexicano
Infame tiranizó.
Tristes recuerdos dejó:
A la patria destrozada,
Abatida y humillada.
(La Casera, 1880)


Pero lo que más me irrita,
Mi señor don Herculano,
Es que tanta y tanta sangre
Como ya se ha derramado
Porque las instituciones,
La libertad del sufragio
Y todas las demás cosas
Que se han ido conquistando (…)
Haya venido á servir
Para que unos cuantos gatos
Se encuentren á todas horas
Con el poder en la mano (…)
Porque se saben meter
Por la puerta ó por el caño
Y por ellos la política
Anda de todos los diablos.
(Irineo Paz, Fray Chupete, 1880)

1 comentario:

Anónimo dijo...

Gracias por difundir lo que de otra manera no hubiéramos encontrado por acá.