martes, 14 de junio de 2011

Ciro Gómez Leyva... y ese periodismo

Que Ciro Gómez Leyva considere un héroe a Genaro García Luna, es su derecho.

Que Ciro Gómez Leyva haya escrito algunos de los elogios más desmesurados que ha recibido Felipe Calderón Hinojosa, es su problema.

Que Ciro Gómez Leyva a diario traicione el espíritu de aquel ya desaparecido Canal 40 -el original, el de la televisión crítica e independiente-, es algo que solo le puede reprochar su conciencia.

Que Ciro Gómez Leyva después de tanto criticar a la televisión oficialista de Televisa haya terminado en el peor de los programas “periodísticos” de esa empresa, “Tercer Grado”, es un ordinario asunto de oferta y demanda de trabajo.

Que Ciro Gómez Leyva haya pasado de ser el mayor admirador de Andrés Manuel López Obrador a su más iracundo crítico, es un tema que tendrá que arreglar a solas con su terapeuta.

Que Ciro Gómez Leyva haya despreciado a la información que circula en Twitter calificándola de absolutamente falsa, es un asunto bíblico: el de ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio.

Que Ciro Gómez Leyva tenga años difundiendo en radio encuestas ligadas al Cisen (las de Gea/ISA) y en televisión encuestas que claramente forman parte de equipos de campaña electorales (las de Berrueto-Liébano), es una nueva versión del dicho de Gonzalo N. Santos: “La moral es un árbol que da moras”.

Que Ciro Gómez Leyva haga eso y cosas todavía peores, podría no representarme a mí y seguramente al resto de la población el menor problema.

Pero que Ciro Gómez Leyva se atreva a descalificar, en los medios tradicionales y en la forma vulgar en que lo hizo, a la Caravana por la Paz de Javier Sicilia, eso es algo que la gente de bien no le puede perdonar.

Por eso ha sido fuertemente cuestionado en las redes sociales de internet durante dos días seguidos. Porque la protesta de Sicilia es lo más puro y digno que hemos conocido en México en los últimos años.

No, no podemos tolerar que un periodista acomedido con el poder se exprese en la forma en la que el señor Ciro Gómez Leyva lo ha hecho acerca de la resistencia civil que con tanta pasión, tanta rabia y, sobre todo, tanto dolor lleva a cabo el poeta Javier Sicilia que ha recorrido prácticamente todo el país guiado por un anhelo de justicia e inspirado en la gran verdad que él ha plasmado en uno de sus poemas: “Toda ausencia es atroz”: en el caso del señor Sicilia, al que respeto y admiro, la ausencia de su propio hijo caído en una de las tantas batallas de la fallida guerra contra el narco.

12 comentarios:

Don Onofre dijo...

Natalia: Solo hablas por que tienes boca verdad? ¿No creo que no hayas visto como se colaron a la marcha por la paz en juarez y contaminaron el movimiento de Sicilia, hasta el mismo reconocio lo que dijo Ciro, de que esas no eran las ideas originales de el movimiento.

rafael rodriguez dijo...

mejor dicho solo escrive por que tiene un pc, pero no se sercioro de prender tambien su cerebro al igual que la pc, pobre loca

Anónimo dijo...

rafita rodriguez primero aprende a escribir y luego criticas, primero piensa y luego criticas burro

LV dijo...

¿Don Onofre (sic), sólo habla porque tiene boca, verdad? O usted, Rafael ¿sólo escribe porque tiene una PC?

Si en los días en que estuvo la Caravana en Juárez se infiltraron agitadores, pejistas, peñanietistas, foxistas, panistas, papistas, comunistas, calderonistas, imperialistas, priístas, zapatistas o “radicalitos del Valle de México“ es algo que lamentamos todos. Pero nadie puede descalificar esta manifestación llena de dolor e indignación por culpa de un puñado de personas infiltradas. El delirante señor Gómez Leyva se volvió loco al hablar como habló. No tiene ya limite su hechura, si hoy expresa tanta intolerancia a la manifestación, mañana lo escucharemos gritar: “Contra los pendejos que gritan pendejadas tenemos ya la necesidad de tomar otras medidas.” Quizá incluso negará los 40 mil muertos de la guerra de Calderón o negara (puede suceder) la masacre de 1968. Su intolerancia explicita hacía todo aquello que no le agrada es el acabose de su calidad moral. Y no, no tiene, Señor Gómez Leyva, ningún derecho a polemizar con el dolor de ciudadanos que han perdio parte de su alma con la muerte de un familiar inocente.

yo tambièn soy hijo de pedro pàramo dijo...

agitadores, pejistas, peñanietistas, foxistas, panistas, papistas, comunistas, calderonistas, imperialistas, priístas, zapatistas o “radicalitos del Valle de México“.
Todos "ESTAMOS HASTA LA MADRE" no+sangre

LuisRicardo dijo...

Don Onofre es un tontín. El supuesto Rafael Rodríguez es un asno, Gómez Leyva sí es una mierda seca.

Anónimo dijo...

Esta claro que el hecho de ser periodista incrementa el impacto y resonancia de las palabras, el movimiento es justamente en un movimiento lleno de dolor y a su vez de gente politica aprovechandose de ello para manipular, apropiarse, y utilizar este movimiento politicamente, en mi sincera opinión no voy a favr de la marcha, porq entonces porq n marchamos contra la delicuencia organizada porq todos aquellos q tenemos un familiar q fue privado de la vida por ellos, porq se les cruzo en sus balaceras, porq n les quiso regalar el fruto de su trabajo al comprar en una tienda, en un bar, en un restaurant; porq no somos una sociedad mas congruente, y dejams q hable el estomago y no la cabeza esto esta asi porq nosotros como sociedad estabamos muy comodos, en mi humilde opinión esta marcha y movimiento ya esta contaminada desde q se inicio por el estomago y n por la cabeza

Anónimo dijo...

Pero por supuesto que todos sabemos que esa bola de rijosos solo están manchando una obra que Sicilia inició aparentemente sin ninguna otra razón... El hecho de que esa mierda acéfala como lo son los perredistas, los barzonistas, los pejistas, bueno hasta los del cnte, se junten con el firme propósito de estar chingando al gobierno actual es una clara muestra de la poca idea política que se tiene actualmente, y del gran cisma que se vive en el país culturalmente hablando. Qué tristeza que una buena causa como la de Sicilia se vea dañada e inmiscuida en toda la marranada escrita anteriormente, es un hecho que estos vivales son como las cigarras...

todos dijo...

Todo México respeta a Javier Sicilia. Pero la desinformación y la rapiña de seudoperiodistas y televisa como primer interesado en desinformar. Seguiremos dando guerra. VIVA LA CARAVANA MX.

Anloma dijo...

"Porque la protesta de Sicilia es lo más puro y digno que hemos conocido en México en los últimos años" Si eso es lo que piensas, no me extraña que en este pais estemos como estamos. Que asco

Anónimo dijo...

Toda manifestación de vida está en constante movimiento, transformación y es susceptible de contaminarse en mayor o menor medida, precisamente en su condición de "estar viva". Así ésta marcha,por nacer pura y digna ha dado cauce a una buena parte de la heterogénea sociedad que somos. Somos muchos y todos diferentes. La Paz comienza en nuestro ombligo y si tú no eres capaz de reconocer limpiamente su intención pura y digna, que quiere reordenar tanto descontento y violencia en este México dorado, o tienes que agredir a wevo, entonces sí quizá, la guerra está perdida. Un saludo desde Malinalco.

Anloma dijo...

Me dices que no soy capaz de reconocer limpiamente su intención pura y digna de este movimiento, pero ¿cómo voy a reconocerla como digna cuando marchan por medio país afectando el libre tránsito de miles de mexicanos? ¿Cómo voy a aceptar como limpia cuando su origen tiene el dolor (acepto esto como genuino) de un padre que perdió un hijo y que a pesar que recibió un trato preferencial a diferencia de cientos de otros mexicanos que perdieron también a sus hijos, padres o hermanos, todavía se atreve a restregarnos en la cara esta preferencia por el solo hecho de que el escribe poemas y yo no? ¿Cómo puedo aceptar como pura a sabiendas de que la pérdida de su hijo ni siquiera es clara que lo hiciera el crimen organizado dado que no concuerda con su modus operandi? La verdad es que como sociedad estamos tan desesperados que no tenemos una pizca de análisis y nos rendimos inmediatamente ante personajes que públicamente pide la renuncia de un secretario en un acto total de soberbia. Y como borregos vamos al llamado de su voz para marchar, congregarse y ser carne de cañón. Es espantoso lo que pasa.