viernes, 6 de mayo de 2011

Gómez Leyva y la pequeñez de ese periodismo

De dar pena la columna de hoy viernes de Ciro Gómez Leyva, en Milenio Diario. Trata sobre el tema del momento. No, no habla de la marcha por la paz. Tampoco de las consecuencias globales del asesinato de Bin Laden. Y ni siquiera del Pumas - Monterrey. El señor Gómez Leyva no se ocupa de pequeñeces. Él es un periodista que siempre va a "lo importante", a lo que sí tiene relevancia para la nación. Don Ciro se ha ocupado de la fundamental comida que sostuvieron Manlio Fabio Beltrones y Enrique Peña Nieto.

A juzgar por el escrito de Gómez Leyva, nuestra república se ha salvado. ¡Beltrones y Peña Nieto son amigos y se quieren! ¡Ciro ha descubierto que hay un pacto entre Beltrones y Peña Nieto y que en el PRI reinan la paz y la armonía! Dice el señor Gómez Leyva: "Peña Nieto será el abanderado tricolor. Y Beltrones lo acompañará desde una posición estratégica". Y a partir de esta alianza la felicidad llegará a todos los hogares mexicanos.

Es realmente lamentable la columna de Ciro Gómez Leyva por varias razones:

1. Exhibe la decadencia absoluta de un periodista que fue muy importante, muy valiente y muy combativo.

2. Prueba que tenían razón los editores de Reforma cuando a mediados de los 90´s despidieron a Gómez Leyva por sus inexplicables relaciones con Manlio Fabio Beltrones.

3. Ratifica el hecho de que los periodistas mexicanos más conocidos, por lo mismo, los más influyentes y desde luego los mejor pagados, no están dedicados a analizar lo que a la gente realmente le interesa (la marcha, Bin Laden, el Monterrey - Pumas), sino lo que al poder le sirve porque ellos, los periodistas conocidos, son servidores y hasta sirvientes del poder.

Con miles de mexicanos preparándose para apoyar de alguna manera, no necesariamente acudiendo a la marcha, resulta ofensivo para nuestra sociedad que los periodistas "importantes" traten de llevar la discusión hacia chismes palaciegos como la comida Beltrones - Peña Nieto. Porque leyendo a Gómez Leyva me entero que el miércoles, en Televisa, el más visto programa de "análisis periodístico", Tercer Grado, tuvo también como tema central a don Manlio Fabio y a don Enrique. ¡Qué vergüenza!

5 comentarios:

Carlos O dijo...

Pues mi opinión de Gómez Leyva también es la peor, pero creo que lo ha demostrado más en otras ocasiones que esta.. No sé igual no he leido esta columna (la de Milenio), ni pienso hacerlo.

Eduardo Salazar dijo...

Ese Ciro lo que tiene de calvo lo tiene de pendejo.

Fernando Arellano dijo...

Francamente, no creo en el periodismo imparcial, y creo que Ciro, como cualquier otro periodista, es más honesto y creíble cuando muestra sus preferencias políticas, que aquellos que las ocultan y navegan con bandera de "plurales".

Anónimo dijo...

Y tu columna es acerca de la columna de otro periodista que te parece vanal?

Admin dijo...

Con todo respeto ¿consideras realmente importante hablar de Bin Laden o Monterrey – Pumas? Supongo que es sarcasmo de tu parte. Ahora bien, ¿no crees que es más importante escribir sobre las carencias laborales y la corrupción que hay detrás de la explosión en la mina de Coahuila, que dedicarle tantos renglones a un periodista que a ti no te gusta? Saludos