viernes, 15 de abril de 2011

Lo que faltaba: Twitter en crisis

La prensa española especializada en economía no sé si sea la mejor del mundo. Pero me agrada, desde luego mucho más que la mexicana que va del chisme barato a la formalidad cursis sin pasar por el análisis serio ni por la información dura.


¿Qué pasa en Twitter?

Hace no muchos meses, Twitter rechazó una oferta de 10 mil millones que Google le hizo. El problema es que esos 10 mil millones son más del doble de lo que Twitter vale ahora, más o menos 3 mil 700 millones de dólares.

La situación en Twitter no es la mejor. Su tráfico se ha estancado. Según www.eleconomista.es “la reciente evolución de la compañía no es especialmente positiva para alguien que hace apenas dos años era el mayor pelotazo de Internet. Su tráfico en EEUU se ha estancado, los usuarios pasan cada vez menos tiempo y aproximadamente la mitad de las cuentas de Twitter no están activas, según los datos de enero de ExactTarget”.

Y dice más ese sitio español dedicado al análisis de los negocios: “La popularidad de Twitter es difícil de medir, ya que mucha gente utiliza el servicio a través de programas como TweetDeck, lo que complica calcular la audiencia. Según la empresa, tiene alrededor de 200 millones de cuentas registradas, pero los usuarios pueden tener varias. Además, mantiene que cada día hay aproximadamente 155 millones de tweets, aunque muchos de ellos los realizan máquinas, no seres humanos”.

Para colmo, los ingresos son escasos: “Desde el punto de vista financiero, tampoco consigue despegar, a pesar de los últimos esfuerzos por rentabilizar la enorme base de usuarios…  en 2010, Twitter sólo consiguió unos ingresos publicitarios de 45 millones de dólares, lo que contrasta con los 1.860 millones que obtuvo Facebook”.

Y, bueno, la vuelta a la dirección de Jack Dorsey no ha sido del todo afortunada, ya que él trabaja para Twitter de tiempo parcial, ya que también encabeza a la empresa Square.

Hay, por si no fuera bastante, mucha grilla en Twitter: “Su consejo de administración está formado por gente que parece no tener control de las personalidades de sus miembros, incluidos las de los tres fundadores, Dorsey, Biz Stone y Evan Williams, que han alcanzado status de celebrities. Se realizan consejos de administración secretos, hay luchas de poder intestinas y una pléyade de consultores y asociados que tratan de aprovecharse de la situación. Además, los fundadores no se llevan especialmente bien: el día de la vuelta de Dorsey, Williams abandonó sus quehaceres diarios”.

Según Fortune, Twitter surgió de la anarquía, ya que muchos de sus desarrollos los hicieron los usuarios, no la empresa, como los hashtags o los retweets.

¿Tiene futuro Twitter? Al parecer, no muy luminoso en términos de rentabilidad y capitalización. Pero, eso sí, al menos en el corto plazo seguirá siendo el medio de medios. Y para nosotros eso es suficiente.

No hay comentarios: