sábado, 26 de marzo de 2011

Eruviel: Ni adivinación ni primicia; simple análisis

En mi anterior escrito en este blog dije que anticipé, en Twitter (febrero de este año) y en una columna en www.sdpnoticias.com (noviembre de 2010), la candidatura priista de Eruviel Ávila (@Eruviel_Avila). Como eso ha generado múltiples reacciones de mis lectores, considero que estoy obligada a realizar las siguientes precisiones.

¿Adivinación? No me dedico a eso. Los y las expertas en esta materia están en Catemaco, Veracruz, y en otros otros lugares mágicos que no conozco. Así que no profeticé la llegada de Eruviel a la candidatura del PRI a gobernador del Estado de México.

¿Primicia? Por supuesto que lo mío no fue una primicia. Esta la dio, en Twitter, Joaquín López-Dóriga (@lopezdoriga1), periodista de Televisa, Radio Fórmula y Milenio. Él supo, ayer viernes, que Alfredo del Mazo iba a declinar para que Eruviel Ávila se alzara como el candidato priista a suceder a Enrique Peña Nieto.

Lo que yo hice fue otra cosa: análisis.

Partí de la premisa, cierta de acuerdo a numerosas observaciones, de que Carlos Salinas de Gortari es el que manda en el PRI, particularmente en el Estado de México. Toda la evidencia disponible apunta en la dirección de una relación de subordinación de Peña Nieto respecto de Salinas, y eso es un asunto conocido sobre todo desde que –en un proceso que lleva ya varios meses– Andrés Manuel López Obrador, en cada plaza mexiquense, decidió “motivar” a sus seguidores mostrándoles una fotografía ampliada en la que aparecen, juntos y muy sonrientes, Salinas y Peña Nieto.

Si Salinas manda en el PRI y en Peña Nieto, me dije en noviembre del año pasado, entonces es Salinas el gran elector. Así que, concluí, si yo quería anticipar el nombre del candidato del PRI a la gubernatura mexiquense, debía averiguar cuál era la opinión de Carlos Salinas respecto de esa contienda electoral.

Pregunté con insistencia y, ciertamente, con rigor periodístico, y al menos cinco personas cercanas a Salinas de Gortari con quienes logré hablar me dijeron lo mismo: el poderoso expresidente está convencido de que el PRI del Estado de México no puede darse el lujo de desechar al alcalde de Ecatepec, Eruviel Ávila, para favorecer a un junior de la política como Alfredo del Mazo, ya que esto podría ser el detonante de otro estallido de inconformidad priista  que, como en Sinaloa (Malova) y en Guerrero (Aguirre), llevara directamente a la alianza PAN-PRD a alguien con tanto arraigo popular como Eruviel.

Peña Nieto quería a Alfredo del Mazo y Salinas a Eruviel Ávila. ¿Quién se iba a salir con la suya? El jefe, por supuesto,tal como ocurre en todas las estructuras jerárquicas.

En mi análisis no me pregunté por el mejor entre los aspirantes priistas a la gubernatura del Estado de México (cosa que sí hizo, por ejemplo, el joven y talentoso analista H. E. Cavazos Arózqueta, @HECavazosAquien llegó a la conclusión de que Eruviel Ávila es mejor político que Alfredo del Mazo (http://sdpnoticias.com/columna/1594/Asi_veo_que_se_viene_la_eleccion_en_Edomex_con_el_PRI). Lo qué yo hice, independientemente de las virtudes y defectos de los aspirantes priistas, fue tratar de averiguar quién iba a ser el elegido por Carlos Salinas de Gortari.

Ni estoy a favor de Eruviel Ávila ni descalifico a sus rivales de todos los partidos. Simplemente vi venir su candidatura, algo que confirmó con su primicia López-Dóriga ayer viernes en Twitter.

No hay comentarios: