miércoles, 30 de marzo de 2011

Del suicidio de Atlacomulco a la fallida alianza

No sé si en Wikipedia o en algún otro sitio de internet leí que si uno pregunta, a los integrantes del Grupo Atlacomulco, acerca de si existe o no esta especie de cofradía ellos, de inmediato, lo niegan.

Lo negarán pero, como dijo Galileo cuando lo hicieron abjurar, eppur si muove, es decir, y sin embargo, a pesar de su inexistencia oficial, el Grupo Atlacomulco se mueve y desde hace décadas de sus filas han salido todos los candidatos del PRI a gobernador del Estado de México y, también, todos los gobernadores mexiquenses, incluido el actual, Enrique Peña Nieto.

Es tal vez el grupo político más poderoso que hay en México, y su poder se expresa sobre todo en el tamaño de las fortunas de sus integrantes, entre los que estuvo Carlos Hank González, un hombre que llegó a acumular un patrimonio gigantesco y que será recordado por una frase (tristemente) célebre: “Un político pobre es un pobre político”.

Pero, a pesar de su poder, por una u otra razón el Grupo Atlacomulco no ha tenido ni un solo presidente de la república.

Pues bien, en la actualidad, para hacer posible que Atlacomulco tenga a su primer presidente, el líder del grupo, Enrique Peña Nieto, ha decidido que su cofradía batee de sacrificio. Es decir, para tratar él mismo de asegurar la presidencia de México ha decidido que el Grupo Atlacomulco se suicide.

Por primera vez, así, el candidato del PRI a gobernador del Estado de México no pertenece al Grupo Atlacomulco. Los orígenes políticos y geográficos de Eruviel Ávila son otros. Entonces, pase lo que pase en las elecciones, Atlacomulco dejará de mandar en la política mexiquense. Si Eruviel gana, formará su propio grupo y, desde luego, combatirá a los integrantes de Atlacomulco. Y peor le irá a este grupo si la victoria se la llevan Alejandro Encinas (PRD-PT-Convergencia) o Luis Felipe Bravo Mena (PAN).

Se ha comentado hasta la saciedad que el primer derrotado en 2010 fue el Grupo Atlacomulco, y es verdad. Peña Nieto tuvo que aceptarlo porque, si hubiera impuesto como candidato a gobernador a alguien de la cofradía, Eruviel Ávila e habría ido a la alianza PAN-PRD. De hecho, esta alianza solo tenía una opción: Ávila, de ahí que la alianza se volviera imposible con el destape priista del alcalde de Ecatepec.

Es interesante lo que está pasando porque, en algún momento, gane o no Peña Nieto la presidencia de la república, los integrantes del Grupo Atlacomulco intentarán volver por sus fueros, lo que quizá generará inestabilidad en el estado más grande del país.

Como se ha dicho, Atlacomulco no ha sido el único derrotado con el destape de Eruviel Ávila. El otro gran perdedor es el proyecto de Felipe Calderón, Marcelo Ebrard Casaubón, Jesús Ortega y Manuel Camacho Solís de buscar la gubernatura del Estado de México vía la alianza PAN-PRD.

Esa alianza se ve ahora imposible y empieza a generar elevados costos políticos a sus promotores. Andrés Manuel López Obrador, quien siempre se opuso a la misma, denunció este miércoles que el propio Calderón le ofreció a Encinas ser candidato de esa alianza, algo que podría ser ilegal y que, aunque no lo fuera, deja muy mal parado al inquilino de Los Pinos.

Los otros damnificados son los perredistas Ebrard, Ortega y Camacho, quienes, de plano, se vieron plenamente superados por López Obrador. Lo que estaba en juego era la alianza, que AMLO rechazaba. Al volverse imposible, El Peje se alza como vencedor en el PRD y los otros, sobre todo Ebrard, como los derrotados.

Lamentablemente, por lo demás, hubo daños colaterales: un grupo de intelectuales convocados por el PRD y el PAN para actuar algo así como garantes de la legalidad de una consulta en el Estado de México (sí o no a la alianza), resultaron seriamente dañados si no en sus prestigios, sí en sus egos ya que, a pesar de que avalaron una aplastante victoria del sí a la alianza en el Edomex, resulta que se han quedado como el chinito, sobre todo cuando, nomás milando, advirtieron que Ebrard fue a tomarse la foto con Encinas, el candidato de AMLO, para con todo oportunismo rechazar la alianza.

Los intelectuales que de buena fe comprometieron sus prestigios al participar como árbitros en la consulta, no merecían eso. Ellos se involucraron convencidos de que el PAN y el PRD iban a aceptar el resultado de la consulta porque, evidentemente, fueron invitados por las dirigencias de ambos partidos. Pero, muy rápidamente, los intelectuales se dieron cuenta de que tanto el PAN como el PRD tomaron el resultado de la consulta, lo usaron para limpiarse la cara y lo tiraron a la basura.

Dese luego, si los intelectuales hubieran sabido que existía la posibilidad de que el PAN y el PRD ignoraran el resultado de la consulta, pues no habrían participado en la misma. Creo que, en el mejor de los casos, estos intelectuales pecaron de ingenuos. La verdad de las cosas, conociendo como conocen a nuestros políticos, debieron haber calculado el riesgo de que las cosas ocurrieran como, finalmente, ocurrieron.

Se equivocaron esos intelectuales. Porque una cosa es participar en causas cívicas, e inclusive es válido participar en ejercicios de gobierno como, por ejemplo, ser observadores en unas elecciones constitucionales, y otra muy distinta es participar (como académico, intelectual, analista) en una grilla política, que de eso se trataba, en la que Ebrard no pudo imponerse a AMLO. Los intelectuales no advirtieron a tiempo que ellos fueron la última carta que Ebrard jugó contra AMLO y la perdió. Y a partir de ahí, la posibilidad de la alianza se desmoronó.

En fin, ha quedado perfectamente claro que  los intelectuales no deben, como tales, meterse de árbitros en las grillas interpartidistas. No es su papel.

3 comentarios:

ORM dijo...

En verdad crees que si existe el Grupo Atlacomulco? echale una leida a "Amistades, compromisos y lealtades. Líderes y grupos políticos en el Estado de México" de Rogelio Hernández Rodríguez, esta documentado con base en datos que ese grupo es solo uno de los mitos mas que existen en la politica mexicana, se extingio del EdoMex el dia en que Isidro Fabela partio a La Haya para ser Embajador.

brandon dijo...

López Hobrador provoco con Sus actos una gran caranvula de grandes dimensión no podieron con el

Eclectico69 dijo...

Te sigo desde hace poco y me pareces una persona muy inteligente, aunque no comparto completamente tus posturas políticas. Pero precisamente por esas posturas y por tu inteligencia, tengo la esperanza de me respondas esta pregunta:

¿Por qué la alianza PRD-PAN en Oaxaca sí fue justificada pero en el Edo Mex no?