martes, 3 de abril de 2018

El mundo expulsado

Si tuviera que elegir, ya lo hubiera hecho desde hace mucho. Pero hoy alarmantemente se me presenta una nueva oportunidad. Y he decidido tomarla.

Ya no estoy dispuesta. No quiero. No me interesa. Todo agota y me tiene cansada. Me encuentro lastimada.

Alejarme es parte de la supervivencia de cualquier mujer, sobre todo en mis condiciones. Las razones de cualquier locura que se me pueda atribuir son y serán siempre externas. Nadie; ni yo ni ninguna otra mujer podría soportar las condiciones a las que se me han sometido.

Al final, es algo que viene del alma. Resulta imborrable. Yace aquí, muy dentro. En lo más profundo de cada una de las mujeres que habitan la vida misma a la que yo también he estado expuesta. Y me refiero a los hombres, a la virilidad, al poder. No es que den ya más de qué hablar; es, una cosa como he dicho ya, del alma.

Fabricaría cualquier tipo de historia para mí sabiendo que los mismos personajes terminarían siendo expulsados y, hasta las féminas más déspotas, expulsadas también de la misma. Nada de lo que yo hoy pueda escribir difiere a la realidad.

Pero con gracia y tiempo, es ahora que consigo ver algo distinto a todo ello y, es que, tú ya no estás y no te quiero de vuelta.

Siempre se conseguirá comenzar de nuevo a partir de mí. No de ti.

sábado, 31 de marzo de 2018

Confesiones

La entrega es absoluta. En mis páginas está impresa la decisión; el deseo de narrar una historia con el miedo al fracaso y la obsesión ante el papel en blanco y, claro, los demonios interiores que suelen perseguir a los escritores.

Enfrentada a la oscuridad y, al mismo tiempo, a la extraña luz de la creación literaria, ese momento feliz y simple en el que se encuentra la palabra precisa.

Todo cuenta: la realidad y la fantasía, lo evidente y lo oculto, lo legal y lo prohibido, el resplandor y lo sombrío, el valor y el miedo, la bilis y los suspiros.

Las palabras, evasión de la realidad radical y efectiva. La escritura es el arte de convertir la tensión nerviosa en estilo.

Me dan ganas de escribir y lo hago por el puro gusto sin esperar nada. Ello refuerza mi sentido de la disciplina y de la responsabilidad para compartir con los demás y para ofrendar a los dioses. La perseverancia trae buena fortuna. El cuerpo, renuente, a veces ya no quiere, pero no impide que mi espíritu siga intacto, incluso más enriquecido. Si ya no puedo, no me quejo, escribir me ha colmado de plenitud, recompensas y un surtido rico de experiencias “bastante fuertes”. He vivido otras vidas. Quisiera seguir, aunque me consuma.

Tomo notas. Necesito siempre la tinta y mi libreta. Me pongo a prueba; anoto, imagino, me concentro y afoco. Imaginado es impecable.

De una noche de luna creciente

Sabiendo que ese instante era irrepetible, me dejé llevar por todo lo que tú me ofrecías. Aunque fuera por un solo momento. El tiempo y, con ello, todo lo que se va.

Fue ahí que imaginé una vida entera. Aún así, me atreví. La vida es solo eso.

Nada que exista fuera de nosotros y de ese austero lugar pertenece a ese momento. Todo aquello lo hice mío. Y solo para mí existirá por un momento. Instante que no dejaré ir permitiendo su permanencia.

Suave como lo que nos rodeaba; tu boca y tu sabor fueron capaces de adueñarse de mí. Sé que fui tuya para que me llevases a donde deseabas. Porque yo sola nunca he sido capaz de sentir lo que un regalo de tus manos me ha entregado. Y ahí lo mantengo.

… lo mantendré.

En un hilo; 7 meses de mi vida. / 23 de noviembre de 2015, 7:28 a.m.

Hoy, amanece. Y como siempre, todo tiene sentido. Por estaciones mis ojos van entre las piedras puestas sobre el camino. Pero hoy son solo migajas. Lo que parecía obstáculo se transformó ante mí y me otorga una nueva dirección.

Esta mañana, como la de cualquiera, lo confirmo. Depara a uno siempre la sorpresa.

La historia es esta, la que hoy empiezo a escribir. No la de antes del ir, venir y devenir que ya a nada me sabe y quizá, nunca logre entender.

El misterio de lo que no permanece va mucho más allá del sueño y de la muerte.

La vida me sigue pareciendo maravillosa. Hoy una vez más, como la mañana, me sorprendió.

Bendita lujuria. Pienso en ti. / 26 de diciembre 2015, 12:48 PM

Me compré (entre varios) un libro que saboreo y deletreo como EXQUISITO de título "Catalina la Grande. El poder de la lujuria." Lo leo en uno de mis dos Kindle, que cabiendo en cualquier pequeño espacio, no me dejan sola. Ellos son quienes me llevan a todas partes y no al revés.

Resulta de ello una noche un tanto perversa y tormentosa en torno a la palabra pues pesa cuando se le ha experimentado. Una vez que se entra ahí, ya no se encuentra una salida. Una no vuelve a ser la misma de antes.

La lujuria es considerada por mí virtuosa. Al caso, me vino a la mente esta canción que por PRIMERA vez pude comprender a cabalidad dadas mis circunstancias: "Si tienes un hondo penar, piensa en mí..." Y sí, ¡pues cómo no! Porque esa lujuria que tanto placer proporciona, hoy me hace sentir algo distinto.

"Piensa en mí cuando sufras...", se canta y hasta ahora lo siento en carne propia. Del querer, deber y poder no sé cuál preferir.

Porque se dice de la lujuria en cuestión moral, que es algo incontrolable. Yo lo califico como algo superior a nosotros mismos. Divinidad. Nos abarca y nos libera, a diferencia de cualquiera que nos quiera condenar por así vivirlo.

Yo venero esa imagen generosa que enseña a pecar. Hoy pienso en ti: Bendita Lujuria.

Porque lo confieso: "No la quiero. Para nada me sirve sin ti…"

La gravedad me devuelve a mi lugar

"A veces, vida y mundo no coinciden y tratamos de reparar el desgarro que los separa con pasarelas de palabras disfrazadas de explicaciones, argumentos y de la búsqueda de un sentido. A veces el otro nos causa tanta extrañeza que nos sentimos arrojados a otro mundo. Perdidos, desorientados, buscamos razones y lo que nos pueda devolver al mundo de la normalidad. Entonces nos preguntamos cómo pudo suceder algo así, cómo alguien a quien creíamos conocer ha podido ser tan insensible, tan cruel."

Bastó compartirlo para herir al otro. Y es que, mi esfuerzo por hacer entender lo que siento de forma tan intensa siempre está de más; resulta un insulto y hasta ahora lo comprendo. A él le ofende su propia crueldad e insensibilidad.

Confirmo con ello los hechos de su larga ausencia. A nadie le gusta la verdad.

Mi intromisión a su mundo es parte de una fantasía.

Reír a solas y en público ejemplificará el perfecto cuadro. La gente alrededor voltea para hacerte sentir que quizá estés loca. O como encontrarte en un sitio ajeno y saberte lejos de casa, sentir el frío con varias capas de ropa y ver la nieve, que no por el solo motivo de que todo sea blanco y brillante, de pronto surge algo invisible que lo hace desaparecer.

Siento algo parecido; ese mundo "cruel" se derrite. Y de pronto me doy cuenta que nunca existió. Y como nunca estuvo a la vista de nadie, mi sufrimiento al mundo sigue sin tener sentido. Es incomprensible.

Un amor que ya termina por ser minimizado. Siempre omitido, secreto y escondido.

Un mundo al que creía pertenecer me puso en mi lugar. Otra vez la vida. Y la gravedad.

Volver, dice el tango

Acordes de fondo. Como si con su carisma supieran reconocer cada paso que damos sin la armonía requerida. La perfección es otra cosa, no los equívocos que el camino nos hace tropezar.

Lo que escucho es tango, porque he aprendido que si se baila, detrás de él no hay error alguno que se pueda cometer. Eso es perdonar…

Hay un ayer, que no ha de volver.

Tú me enseñaste a sonreír y a perdonar.

Por encima de la piel: de fondo y raíz

En todo momento ha habido ocasión, pero no la he encontrado. He perdido tanto en ello que siento cuando la vida se va. Un rostro llegó a mí y he decidido no dejarlo ir; una buena decisión para viernes por la noche.

Así y, simplemente así. Me toca. Me mira y, al él observar los detalles de los que yo me creo incapaz, pronuncia las palabras exactas, justas, perfectas.

Nos dividimos y estamos regados por todas partes. Pero como nunca, bajo la luz de la luna me encontré. Como un atisbo, sucedió solo por un momento acompañada de un desconocido en absoluta completud.

Sin más. Al roce, al sabor y el aroma y lo pronunciado.

Bastó la noche entera para volver a comenzar; cuando uno se reconoce en el otro.

La vida nos devuelve la deuda que tenemos con nosotros mismos al darnos. Entregándonos.

domingo, 18 de marzo de 2018

Así arranca uno por la vida… por los finales. / 29 de noviembre de 2015, 8:08 p.m.

Me embauqué en una tarea autoimpuesta. Sin nada que perder, pues nada tenía en aquel entonces. Nada quedó. Ese era el saldo de la cadena de mis propias decisiones.

A mis veintisiete años despertaba por un extraño hábito de impaciencia desde antes del amanecer. Restaba a mis horas de sueño el descanso que no necesitaba por el agobio y asfixia del tiempo en que vivía.

Y por aquellos rumbos, helaba. No importando eso y porque era mi costumbre, salía de casa para pedir al cielo el cobijo con el que no contaba. Y así me armaba yo de valor para dar vida y sustento a mis dos hijos. Porque siempre llega la hora de despertarlos para comenzar el día y continuar...

Un atisbo y la respuesta aquella mañana; fue así que llegó mi siguiente paso. Como una luz; una idea a mi mente. Tan afortunada como siempre. Para ello estoy hecha porque me convence la historia que los problemas se resuelven. A eso me he dedicado, hasta ahora y desde ese entonces creo yo que lo he sabido hacer bien. Decidida, me aferré a mí misma y a lo bien aprendido.

Ese día comencé a tocar puertas que poco a poco se fueron abriendo ante mí.

Nada nuevo bajo la espesura de los días.

Y así pasa que, escuchando un clásico acordeón, la espesura de la vida continúa. Él sigue por momentos mostrándose alegre, pero llega y vuelve a lo mismo… a lo más hondo y profundo de sus sonidos, de su ser.

No hay expresión similar a la vida que esta.

Nos hunde hasta el recoveco más hondo y profundo de la tristeza de nosotros mismos.

Hay que dejarla ser, sentir. Ser…

Natalia.
Miércoles 21 de febrero 2018.

Desde Casa Madero, Malinalco.

No importa dónde estemos, la vida siempre nos alcanza. Nos lleva, nos conduce, nos llama. Con algo nos atrae y nos indica cuál es el camino que debemos seguir.

Hemos de ir ahí.

La vida es el mejor transportador al momento y el lugar que nos permitirá permanecer y adaptarnos al tiempo que nos corresponde vivir. A nada se contrapone lo que aquello conlleve.

A un momento, a un respiro, a un rincón, a una gran ciudad, a una caminata, a algún resguardo, al lado de alguien, a dejarnos acariciar las manos por quien no imaginábamos, a escuchar una canción que resuena dentro de nosotros, a una siesta bajo el sol en pleno día, al silencio, al tumulto, al asiento asignado bajo un número y letra de fila, a una mirada, a la soledad, a las palabras compuestas que brindan una respuesta...

Hoy y aquí, ahora.

A la vida.

Nos lleva hacia ella misma.

viernes, 17 de julio de 2015

La nueva #CDMX con el nuevo gabinete de @ManceraMiguelMX

“La grandeza de esta Ciudad exige atrevimiento para cambiar en beneficio de todas y de todos”, dijo Miguel Ángel Mancera en el momento en que anunciaba su nuevo gabinete.

Gabinete mancerista, sí, para enfrentar los desafíos de los próximos años.

Gabinete con mucho peso con miras al 2018, cuando Miguel Mancera dejará el GDF ¿para ser candidato presidencial de las izquierdas? Ya lo veremos.

Ya despuntan los posibles sucesores del actual Jefe de Gobierno en la #CDMX: José Ramón Amieva, Patricia Mercado, Salomón Chertorivski, Alejandra Barrales y Amalia García.

Es el propio Miguel Mancera el que los ha puesto a competir entre ellos. Interesante fórmula de elementos en política para conseguir los mejores resultados para la capital mexicana.

Hay consenso entre los analistas, Miguel Mancera se prepara para el 2018. Mujeres líderes serán parte medular de su posible éxito para conseguir lo que tiene en mente.

Todo el mundo ha quedado contento. O casi todo el mundo, ya que siempre hay una oposición a la que nada le parece.

El PRD-DF, que es el partido que a Mancera le importa, ve fortalecido el gabinete con los cambios de colaboradores. Experiencia probada en el servicio público, como expresó Carlos Navarrete.

En la prensa el aplauso es prácticamente unánime.

La excepción o el prietito en el arroz es Morena, que de inmediato cuestionó los cambios decididos al interior de la jefatura de gobierno diciendo: “No expresan compromiso para limpiar la elección”.

¿Limpiarla de qué? La elección fue limpia y Morena obtuvo un gran resultado. En un contexto de fraude el partido de Andrés Manuel López Obrador habría sido robado, lo que no ocurrió.

Entre los primeros cuestionamientos al gobierno de la ciudad está el de si va a ser Patricia Mercado buena interlocutora con Morena.

Pienso que sí. Se trata de una mujer inteligente, carismática y preparada que, además, destaca por su humildad. Sabrá torear a esa izquierda eternamente inconforme.

Manuel Granados, Jorge Gaviño y Laura Ballesteros solicitaron licencia a la ALDF, mientras que la señora Alejandra Barrales lo hizo en cámara alta.

¿En síntesis? Cuatro "reacomodos", cinco incorporaciones y cuatro salidas. Nada más, pero nada menos. Una jugada de altura de Miguel Ángel Mancera.

Salen de la administración local Joel Ortega Cueva (Metro), Hegel Cortés Miranda (Desarrollo Rural), Rufino León Tovar (Movilidad) y Mara Robles (Educación).

Veamos algunos perfiles:


1.- Patricia Mercado.
Un movimiento clave desde la Secretaría de Trabajo a la Secretaría de Gobierno. Mujer que llama a romper las reglas de los hombres. Fue candidata a la Presidencia de la República en el 2006. Destacada, de ejemplar trabajo y buenos resultados en su participación en el equipo del Jefe de Gobierno hasta el día de hoy. Nadie mejor que ella para esta a su lado, de tal forma de observar con su fineza aquellos posibles puntos ciegos que pudiera tener un mandato regido en su mayoría por hombres. Siempre ha externado la urgencia de mayor participación de mujeres en la política, que como bien lo ha asegurado y hoy lo confirmamos, va en aumento. Discreta, sin protagonismo y lo que es más importante, sin ideologías políticas.

2.- Manuel Granados.
Inseparable hombre de confianza de Miguel Mancera, que de haber presidido una legislatura histórica en la Asamblea hasta el día de ayer va como el Consejero Jurídico de la Ciudad de México. Un cambio-relevo que nos puede hacer sentir tranquilos y seguros a los capitalinos de que todo va a seguir bien, pues tenemos garantía de que el excelente trabajo de José Ramón Amieva a la cabeza de Consejería Jurídica tendrá continuidad. Todo que ganar con la integración de Manuel Granados al gabinete del Jefe de la Ciudad, porque no solo ya conocemos que Manuel se ha dedicado a trabajar y a resolver asunto por asunto, sino también a continuar con importantes grados y acreditaciones académicas que lo hacen uno de los personajes clave en la nueva partida de ajedrez de Mancera.

3.- José Ramón Amieva.
De titular en Consejería Jurídica a Secretaría de Desarrollo Social. ¡Vaya movimiento este! Sin duda, clave para esta Ciudad, la #CapitalSocial. Fundamental para el gobierno de Miguel Mancera para beneficiar a la gente y continuar con un modelo ejemplo para el país y América Latina. La capital es la ciudad de los programas sociales. Con Amieva lo seguirá siendo.

4.- Jorge Gaviño.
Asambleísta por el Partido Nueva Alianza (Panal) y presidente de este instituto político en el DF. Estará ahora al frente del Sistema Transporte Colectivo Metro en reemplazo de Joel Ortega Cuevas. Larga trayectoria en la historia política de la Ciudad. Excelente incorporación.

5.- Alejandra Barrales.
Lider de larga carrera política. Deja su cargo como Senadora para acompañar a Miguel Mancera en la educación de los capitalinos. En el equipo será imprescindible su papel, una vez más. No hay que perderla de vista.

6.- Laura Ballesteros.
Política muy joven con toda la capacidad de generar los cambios necesarios en las calles de la ciudad. Asambleísta que renunció al PAN-DF durante esta Legislatura y hoy está arropada por el PRI-PVEM. Movilidad ha sido y sigue siendo su tema. Estamos en las mejores manos.

7.- Amalia García.
¿Qué decir de una mujer que es sinónimo de izquierda, de experiencia política, de lucha por las mejores causas? Fue gobernadora de Zacatecas, lo que representa un mensaje para otro exgobernador de ese Estado que aspira a crecer políticamente hablando, desde la Cuauhtémoc, en el GDF.

8.- Rosa Icela Rodríguez.
Merecía seguir en el gabinete de Mancera. Su buen trabajo ha sido reconocido al mandarla a coordinar los esfuerzos en las áreas rurales del DF.

9.- Héctor Serrano.
Polémico, sin duda. Pero al mismo tiempo un operador político imprescindible para Miguel Ángel Mancera. Mucho seguirá dependiendo del señor Serrano, no puede haber la menor duda.

viernes, 3 de julio de 2015

La nueva partida de ajedrez de @ManceraMiguelMX

Y el jefe de gobierno del Distrito Federal hizo lo que nadie había hecho en México: pedir la renuncia a todo su gabinete.

Miguel Ángel Mancera evaluará a los integrantes de su equipo que, por lo pronto, ya no lo son: todos han firmado su carta de retiro.

El análisis lo hará Mancera con toda calma, uno a uno de quienes lo han acompañado en las tareas de gobierno será pasado por el microscopio y por los rayos equis.

Los que sigan siendo funcionales al proyecto, serán recontratados. Los que no, adiós que les vaya bien.

Tal evaluación la realizará Mancera con sumo cuidado y sin prisa para no equivocarse.

El jefe de gobierno ya debe haber analizado a mucha gente de fuera del que hasta ahora ha sido su primer círculo: delegados que dejarán de serlo, empresarios capitalinos, diputados federales y locales a punto de abandonar los espacios legislativos.

Sobran en el DF y en la izquierda personajes de primer nivel para ponerlos a trabajar por la Ciudad de México.

Ya decidirá Miguel Ángel Mancera quiénes siguen, quiénes se van, quiénes cambian de puesto.

Necesariamente habrá ceses, nuevas incorporaciones y enroques. Estamos ante una nueva partida de ajedrez y Mancera sabe que no se le va a permitir la menor equivocación.

Lo que estamos viendo es una jugada tan atrevida como necesaria del jefe de gobierno.

La voz de la urnas ha sido clara y fuerte y Miguel Ángel Mancera no es sordo. Todo lo contrario, el gobernante capitalino escucha y atiende.

Los ciudadanos mandan y exigen un cambio de rumbo. Por eso el jefe de gobierno ha tomado el toro por los cuernos.

Mancera no defraudará a nadie. Como todo un estadista ha decidido ir a fondo en la renovación del equipo con el que gobierna.

Ni duda cabe, en la Ciudad de México hay un capitán que no se arredra. Merece Mancera que todos lo apoyemos.

lunes, 29 de junio de 2015

Las nuevas relaciones de @ManceraMiguelMX con @EPN y @lopezobrador_

Juego nuevo. A partir de septiembre, en función sobre todo del resultado electoral de este año, los principales actores políticos mexicanos tienen que redefinir sus políticas de alianzas, lo que incluye consolidar o destruir viejas relaciones, establecer nuevos acuerdos y hasta realizar cambios en sus equipos de trabajo. El Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, enfrenta los siguientes retos:



1.- Pensar de nuevo su relación política con el Presidente Enrique Peña Nieto. Durante la primera parte de la administración de ambos, Mancera y Peña han colaborado muy estrechamente. Sin perder cada uno su identidad ideológica han podido trabajar coordinadamente por el bienestar de la Capital. Las ventajas para el Jefe de Gobierno han sido notables, ya que ha podido contar con apoyo para sacar adelante sus proyectos. El PRD lo entendió y lo alentó en la alianza con EPN. Pero esto lo alejó de los grupos radicales de Morena, aunque con habilidad Mancera logró mantener relaciones cordiales y de respeto con Andrés Manuel López Obrador. En la segunda etapa de su gobierno Mancera va a tener que replantear sus acuerdos con Peña Nieto. No lo veo como un opositor dogmático o arrebatado al Gobierno Federal, pero nadie se va a sorprender si Miguel Ángel Mancera empieza a marcar una sana distancia política respecto del Presidente de la República. El reto para Mancera será distanciarse -políticamente hablando, insisto- de EPN sin fracturar una positiva relación personal y quizá ya inclusive amistosa con el propio titular del Ejecutivo y con sus colaboradores, como Luis Videgaray, Miguel Ángel Osorio Chong y Aurelio Nuño, etcétera.



2.- Mancera tendrá que replantear sus relaciones con Morena, sobre todo con su sector más radical, y desde luego con López Obrador. Mancera es de izquierda, ha trabajado con AMLO, participó en un gabinete con Martí Batres, se lleva bien con Ricardo Monreal, no tiene problemas con Claudia Sheinbaum y sobre todo trabajó con todos ellos para mantener la Ciudad de México en manos de las fuerzas progresistas. La división en la izquierda entre Morena y el PRD la ha pagado Mancera sufriendo una dosis de incomprensión de parte de algunos militantes de Morena, que olvidan un dato fundamental en la biografía del Jefe de Gobierno: Mancera no es perredista ni está inscrito en ningún partido político. Hasta ahora las relaciones de Miguel Ángel Mancera con Morena han sido las de un Jefe de Gobierno de izquierda con aquellos que rompieron con el partido que los unía a todos, el PRD. En la nueva situación, Morena ya no es solamente un grupo disidente en la izquierda, sino un partido que va a gobernar en la Ciudad de México. Necesariamente tendrán que darse nuevas relaciones institucionales entre Mancera y los delegados y diputados de Morena. En este sentido a todos les conviene llevar la fiesta en paz. Y así ocurrirá. Las relaciones políticas entre el actual gobernante capitalino y Morena las tendrán que pactar, ellos dos solos y a solas, Mancera y López Obrador. Confío, porque así lo han demostrado, en que se trata de dos hombres sensatos que sabrán hacer lo que más beneficie a la Ciudad y lo que mejor ubique a la izquierda en las elecciones presidenciales del 2018.



3.- El Jefe de Gobierno está obligado a replantear de fondo sus relaciones con el partido de izquierda que hizo crisis, el PRD. Por elemental lealtad con el más importante de los partidos que lo llevó al GDF, Mancera apoyó o al menos no obstaculizó las acciones que realizaron los perredistas. Pero el PRD no resultó ser lo que parecía y prácticamente entró en la ruta de su extinción. Es muy triste decirlo así, pero el PRD derrotado este año en las urnas y al que abandonaron personajes fundamentales como López Obrador y Cuauhtémoc Cárdenas, entre muchos otros, es un partido sin futuro que me parece es un instrumento muy pobre para arropar al Jefe de Gobierno en la segunda etapa de su periodo. Desde luego, Mancera no puede darle la espalda al PRD. Pero tampoco puede verlo como su más trascendente relación política. El PRD todavía no es un lastre para Mancera, pero si no se reforma podría llegar a serlo. Así que el Jefe de Gobierno no tiene por qué cargar con un partido que a la hora buena se quebró.



4.- Mancera deberá estar muy atento a la suerte de los independientes que van a gobernar, como el "Bronco" Rodríguez de Nuevo León, y al surgimiento de nuevos actores políticos sin partido. Aunque llegó al GDF con una alianza de tres partidos, Mancera puede presumir de ser el primer ciudadano que gobierna una gran Ciudad, de hecho, la mayor Ciudad de nuestro país, sin militar en ningún instituto político. Bastantes analistas y hasta los independientes como el "Bronco" y Clouthier, consideran al alcalde electo de Guadalajara, Enrique Alfaro, como uno de ellos, es decir, un independiente que por necesidad tuvo que recurrir al registro de un partido. Pues bien, es el caso de Mancera. No milita en el PRD, no se va a afiliar al perredismo, no participa en Morena, nada tiene que ver con Movimiento Ciudadano y el desaparecido Partido del Trabajo, menos todavía ha colaborado con el PAN el PRI o el Partido Verde. El Jefe de Gobierno de la Ciudad de México es un ciudadano sin partido, como el "Bronco", sí. Por lo tanto, si en una próxima convención de políticos independientes el "Bronco", Clouthier, Alfaro y Lorenia Canavati invitan a Mancera a dar una charla, cumplirá con el requisito básico de no tener partido. Ojo, esto de que Mancera sea independiente es algo de lo más relevante para él.



5.- Mancera tendrá que analizar, uno a uno, a los integrantes de su gabinete. No está obligado a cambiarlos, pero tampoco a mantenerlos en sus cargos. Después de tres años parece sensato revisar el funcionamiento del equipo, y es lógico que ya esté en ello. Es una tarea que solo puede realizar, casi sin ayuda, el propio Mancera.



6.- Todo lo anterior le servirá a Mancera para plantear un nuevo tipo de relación con los actores más importantes de todos, los ciudadanos, que son finalmente a los que se debe, los que mandan.

jueves, 17 de abril de 2014

El Gabo, el viejo y el nuevo periodismo y Twitter como escuela

Hace casi 20 años, en El País, Gabriel García Márquez escribió sobre “el mejor oficio del mundo”, que en su opinión y en la de muchos es el periodismo. El artículo completo puede ser leído aquíhttp://elpais.com/diario/1996/10/20/sociedad/845762406_850215.html. Sin duda, vale mucho la pena. El texto lo leyó el premio Nobel de Literatura el 7 de octubre de 1996 en Los Ángeles en la 52 Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa.

El Gabo empezó su reflexión diciendo que “hace unos cincuenta años” no estaban de moda las escuelas de periodismo. Es decir, en los cuarenta del siglo XX el periodismo se aprendía empíricamente “en las salas de redacción, en los talleres de imprenta, en el cafetín de enfrente, en las parrandas de los viernes. Todo el periódico era una fábrica que formaba e informaba sin equívocos”.

El premio Nobel dijo en el citado artículo que “la creación posterior de las escuelas de periodismo fue una reacción escolástica contra el hecho cumplido de que el oficio carecía de respaldo académico”. Pero en ese proceso sus inventores “se llevaron de calle hasta el nombre humilde que tuvo el oficio desde sus orígenes en el siglo XV, y ahora no se llama periodismo sino Ciencias de la Comunicación o Comunicación Social”.

Como el resultado, para García Márquez, no había sido alentador –“los muchachos que salen ilusionados de las academias, con la vida por delante, parecen desvinculados de la realidad y de sus problemas vitales–, el premio Nobel decidió rescatar el oficio a través de la Fundación del Nuevo Periodismo Iberoamericano.

El diagnóstico del autor de “Cien años de soledad” partía del hecho de que “el oficio no logró evolucionar a la misma velocidad que sus instrumentos, y los periodistas se extraviaron en el laberinto de una tecnología disparada sin control hacia el futuro”.

Y bueno, en 1996 el señor García Márquez no hablaba de las maravillas tecnológicas de hoy, sino de avances de esa época que, frente a lo conocido actualmente, parecen tan elementales. Recordemos que a mediados de los noventa del siglo pasado apenas se empezaba a usar el celular, que solo era un teléfono “no inteligente”; si acaso, para transmitir informaciones, los periodistas más avanzados o con más dinero usaban computadoras personales –nada que ver con las actuales– y recurrían al modem o bien al internet que apenas empezaba y presentaba tantos problemas.

Para que los periodistas en formación dejaran de ser víctimas de las escuelas de Comunicación Social que “enseñaban muchas cosas útiles para el oficio, pero muy poco del oficio mismo”, y también para que los muchachos no se perdieran en “el laberinto de una tecnología disparada sin control hacia el futuro”, García Márquez inició su cruzada del Nuevo Periodismo Iberoamericano, que es ni más ni menos que “el retorno al sistema primario de enseñanza mediante talleres prácticos en pequeños grupos, con un aprovechamiento crítico de las experiencias históricas, y en su marco original de servicio público”.

Reunió el premio Nobel a un grupo de periodistas independientes para hacerlo, desde Cartagena de Indias, para toda América Latina. Ha sido exitosa la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, no puede haber la menor duda. Pero, como muchos de los proyectos exitosos que tratan de impactar en algo de tanta trascendencia para toda la humanidad como el periodismo, también ha sido un esfuerzo insuficiente. Y me temo que, en los tiempos actuales, se trata de un proyecto rebasado por las redes sociales de internet.

No sé si Gabriel García Márquez estará de acuerdo conmigo, pero ahora mismo los grandes periodistas no se forman ni en las escuelas de comunicación ni en las salas de redacción de las grandes empresas periodísticas que se han empequeñecido ante el brutal crecimiento de Twitter y Facebook. Ahora los mejores periodistas se hacen a sí mismos en internet, desde luego casi todos ellos conviviendo (tuiteando sería, tal vez, la expresión más adecuada) con los profesionales del periodismo formados en lógicas más tradicionales pero que han entendido que, para no perder vigencia, deben ellos mismos ser solo unos más entre millones de tuiteros.

Si en los años cuarenta del siglo XX, como explicó García Márquez, los periodistas se formaban en las salas de redacción y en las parrandas y cafetines conviviendo entre ellos, hoy los periodistas se forman también, y sobre todo, en algo así como una sala de redacción, la más libre jamás conocida y desde luego más grande que cualquiera de las que existían hasta antes de Twitter y Facebook. Esta nueva gran sala de redacción son las redes sociales. Aquí no pocos tuiteros aprenden ahora mismo a escribir sobre los grandes novelistas porque están preocupados; sí, alarmados por todos los tuits que llevan tiempo circulando sobre la salud de un genio del tamaño de García Márquez.

Ya se recuperará el Gabo y, naturalmente, se dará tiempo de leer si no todo, mucho de lo que se ha escrito sobre él en Twitter, Facebook y en los blogs, en los que los nuevos periodistas formados en la convivencia tuitera con los viejos maestros del oficio han expresado, de todo corazón, sus deseos de que mejore pronto el gran escritor tan admirado.

domingo, 25 de noviembre de 2012

La revolución del ciudadano sin partido, eso representa @ManceraMiguelMX

Una contradicción, por llamarla de alguna manera, del sistema político mexicano –también podríamos llamarla “una perversidad”– ha agobiado a los ciudadanos desde hace tiempo: mientras los partidos cada día se desprestigian más, las diversas legislaciones electorales, federales y estatales, no permiten la participación en las elecciones de candidatos independientes. De esa manera, crece el desprestigio de los partidos que monopolizan el poder y aumenta la frustración de los hombres y las mujeres apartidistas. Este año, sin embargo, se ha abierto una rendija por la que ha entrado, aunque tímidamente todavía, la luz de la esperanza: la candidatura, sin ser hombre de partido, de Miguel Ángel Mancera a la jefatura de gobierno del Distrito Federal. Y es que si bien a este talentoso abogado lo postularon tres partidos de izquierda, el PRD, el PT y Movimiento Ciudadano, y fue apoyado por MORENA (que no es todavía, pero pronto será partido político registrado), lo cierto es que Mancera llegó a ser candidato sin afiliarse a ninguno de los mencionados institutos políticos, algo que no ha hecho después de su victoria y que no parece probable vaya a hacer ya como gobernante de la mayor, más culta, más liberal, más educada ciudad mexicana. De hecho, por las frivolidades del sistema político mexicano, al haber arrancado tan anticipadamente la sucesión presidencial 2018 (¡antes del inicio formal del sexenio de Enrique Peña Nieto!) en todas partes se ve al apartidista Mancera como uno de los presidenciables. Y como este no tiene partido, podría serlo por cualquiera, incluso por el PAN, comentan, o por cualquier alianza. Es la primera vez, que yo recuerde, que a un cargo electoral realmente importante en México llega alguien que no pertenezca a ningún partido. ¡Una maravilla! Lo es, en efecto, porque los ciudadanos, que despreciamos a los partidos, por corruptos, por clientelares, por sucios, al fin nos sentimos realmente representados. No fue Mancera candidato independiente porque la ley electoral simple y sencillamente no lo permitió. Pero si, y ojalá ocurra, se diera una reforma que permitiera las candidaturas independientes, el doctor Mancera podría con posibilidades de éxito, desde la jefatura de gobierno capitalina, retar como ciudadano a los grandes partidos. Todo dependería de su papel al frente de la administración de la Ciudad de México. Mancera está obligado a probar, y creo que no decepcionará, que un ciudadano no formado en los partidos, alejado de las grillas de tales institutos políticos, sin estructuras compradas por la corrupción y malas artes de los líderes partidistas de siempre, puede gobernar mejor que los políticos cuya lealtad primera está con los partidos y no con la gente. Miguel Ángel Mancera probará, no tengo la menor duda, que un ciudadano que se debe a la gente y no a los partidos políticos entiende mejor el deber ser del gobierno, que en la teoría tendría que servir a la sociedad y no alimentar las ambiciones y las arcas de los institutos políticos que insisten en monopolizar todo el poder. Estamos ante una posible revolución, la del ciudadano. Ojalá Mancera resista, se mantenga alejado (desde luego sin romper ni pelearse) de los partidos y personifique la esperanza de las candidaturas independientes sin las cuales nuestra democracia seguirá renqueando.

martes, 30 de octubre de 2012

@M_Ebrard le deja muy alta la vara a @ManceraMiguelMX, pero este la superará

Hoy inauguró Marcelo Ebrard la Línea 12 del metro. Una gran obra. Una más entre las muchas que hubo en el gobierno a punto de terminar del señor Ebrard. Lo que sea de cada quién, el balance de la gestión de Ebrard es muy bueno. Andrés Manuel López Obrador, con obras como el segundo piso del periférico le había dejado la vara muy alta. Marcelo la superó. Desde luego, Andrés Manuel en su momento había superado las impresionantes marcas de Cuauhtémoc Cárdenas. Ahora viene Miguel Ángel Mancera… Altísima está la vara que sus antecesores, sobre todo Ebrard, le están dejando al Dr. Mancera. ¿Podrá superar el próximo jefe de gobierno lo que hicieron los otros? No tengo ninguna duda. Miguel Mancera, un político serio, honesto, trabajador y muy sencillo desde el principio va a probar por qué ha sido el gobernante que más votos ha obtenido en la capital mexicana. Ya dio muestras Mancera de lo que es capaz de hacer al frente de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal. Gracias a su trabajo, a sus investigaciones, a un muy recto modo de proceder convirtió el señor Mancera a nuestra metrópoli en la más segura de todo México. No es poca cosa en un contexto de país ensangrentado por la guerra contra las drogas con ciudades verdaderamente aterrorizadas por el crimen organizado como Monterrey, Guadalajara, Saltillo, Juárez, Morelia, Matamoros, Acapulco, y tantas otras. Y en su campaña electoral, a pesar de ser su primera experiencia de este tipo, con un trabajo modesto, sin estridencias y sin derrochar recursos consiguió lo que ningún otro candidato en las elecciones federales de 2012: una mayoría absolutamente aplastante. Tenemos suerte los capitalinos. Después de tres gobiernos muy buenos nos espera uno todavía mejor. Nos seguirán mirando con envidia en el resto de México, todas esas ciudades que sufren la inseguridad y la falta de obras públicas, simple y sencillamente porque no han podido darse administraciones públicas eficientes y honestas. Está tan consolidada la democracia en el DF que, segura estoy, más temprano que tarde, las otras regiones de nuestra nación terminarán por imitarnos. Así será.

miércoles, 22 de agosto de 2012

Aristegui, admirable; Lozano y Calderón, miserables; Joaquín Vargas, no sé

Fui una de las tantas personas que protestaron cuando se despidió a Carmen Aristegui de MVS. Lo hice en Twitter y en las columnas que publico en internet. Estuve en la conferencia de prensa que ella dio y la vi, lo digo con franqueza, simple y sencillamente, admirable.
 
Hoy que el dueño de MVS, Joaquín Vargas, dio a conocer detalles de cómo ocurrieron las cosas, de sus charlas con gente de Los Pinos, sobre todo con Javier Lozano, acerca de cómo y por qué despedir a Aristegui, reitero lo dicho antes: Carmen es una mujer admirable, punto.
 
¿Y Javier Lozano? Un miserable del que no vale la pena hablar más. Es el caso de su jefe Felipe Calderón.
 
¿Y Joaquín Vargas? No sé, me quedan dudas acerca de si hizo o no lo correcto. Al final recontrató a Aristegui, pero lo hizo porque ni siquiera el acto de despedirle le estaba sirviendo con claridad para conservar su famosa banda 2.5. Antes de esto, se dejó presionar por el gobierno y echó a la periodista. No sé qué pensar del señor Vargas.
 
Es el breve balance que quiero hacer después de la conferencia de prensa de Joaquín Vargas.

martes, 21 de agosto de 2012

Se radicaliza la izquierda: qué final para @M_Ebrard, qué inicio para @ManceraMiguelMX

Escuché, este martes, alrededor del mediodía, a líderes de los tres partidos políticos de izquierda cuando, ejerciendo sus derechos constitucionales, acudieron al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación a defender el juicio de inconformidad que han promovido.
 
Después de haber hablado con algunos magistrados y una magistrada, se presentaron ante los medios los señores Jesús Zambrano, del PRD; Alberto Anaya, del PT, y un representante de Luis Walton, de Movimiento Ciudadano.
 
Los dirigentes de izquierda dijeron lo que les hemos escuchado tantas veces desde la noche misma de las elecciones presidenciales del pasado primero de julio: que el proceso comicial fue injusto, contrario a la Constitución, que se debe anular de tal forma de que el Congreso nombre a un presidente interino que convoque a nuevas elecciones.
 
Tales expresiones no sorprendieron ni me ocuparía de ellas si no fuera porque, así me pareció, por primera vez los líderes del PRD, el PT y Movimiento Ciudadano plantearon la posibilidad de acciones de protesta que van más allá de lo establecido en las leyes mexicanas.
 
Según nuestra legislación, con el fallo del Tribunal Electoral termina el proceso presidencial de 2012. Hay dos posibilidades: que la elección se invalide o bien que se ratifique el triunfo del priista Enrique Peña Nieto.
 
Casi todos los análisis, no mis deseos, aseguran que la elección no se invalidará y que Peña Nieto será presidente, no porque el proceso haya sido limpio, sino porque la izquierda no ha tenido éxito al presentar sus pruebas del fraude.
 
Así, al preguntar los reporteros a los dirigentes de izquierda qué harán en el probable caso de que el Tribunal Electoral valide la elección de 2012, por primera vez ellos no dijeron que seguirán el camino de la ley (que termina cuando el mencionado tribunal acabe su trabajo), sino más bien expresaron que reflexionarán ante los caminos a seguir en caso de que su demanda de invalidez no sea atendida.
 
El senador Anaya, del PT, fue mucho más lejos ya que pronosticó que habrá “estallidos sociales” si se confirma la victoria de Peña Nieto.
 
O sea que…
 
… Tendremos que prepararnos, particularmente los habitantes del Distrito Federal, para una temporada de fuertes protestas.
 
¿Por qué sobre todo en el DF? Porque es en la capital mexicana donde operan y aun residen los líderes de izquierda y porque, en nuestro país, para que algo sea considerado realmente de alcance nacional tiene que darse en el centro de la Ciudad de México.
 
Vaya fin de sexenio el que le espera a Marcelo Ebrard. Vaya arranque de gobierno el que tendrá Miguel Ángel Mancera.
 
Confiemos en que la sabiduría de Ebrard y Mancera obre el milagro de que las protestas se den, como se deben dar, en absoluta tranquilidad, pero sin provocar problemas mayores.
 
 

lunes, 20 de agosto de 2012

Mujer divina



La atleta somalí Samia Yusuf Omar, a los 17 años de edad, conmovió al mundo en los 200 metros de los Juegos Olímpicos de Pekín, no por su victoria, sino por su derrota: llegó ¡con 10 segundos de retraso! en tan corta distancia.

El estadio, esa vez, la ovacionó. Y el mundo la adoró. Por el esfuerzo. Por exhibir lo que es el verdadero espíritu olímpico.

Hoy, medios de comunicación de todo el mundo dan cuenta de que Samia se embarcó en Libia con dirección a Italia, en una frágil lancha.

Buscaba un mejor futuro, como tantos migrantes ilegales en el mundo, pero murió en la travesía.

Quería llegar a Italia para seguir su carrera deportiva ante la falta de fondos de su país de origen hundido en guerras y miseria. Su madre hasta vendió un pequeño terreno para financiar su viaje.

Nacida en 1991, era la mayor de seis hermanos, hija de una vendedora de frutas y de un hombre que murió en uno de las múltiples conflictos en aquella nación.